Día: agosto 20, 2016

HOMENAJE (El último pistolero)

Todo aquel acto que tiene como objetivo reconocer o recordar los logros de una persona en determinado ámbito ya sea laboral como también familiar o de amigos (…) Homenajear a una persona es sin dudas algo particularmente emotivo ya que supone que quienes llevan a cabo el homenaje lo hacen porque realmente sienten orgullo, admiración y cariño por esa persona. http://www.definicionabc.com/general/homenaje.php

“Pero aunque el mundo desdeña a los balleneros, sin embargo, y sin tener conciencia de ello, nos rinden el más encendido homenaje. Pues casi todos los cirios, lámparas y bujías que arden en los confines del globo lo hacen, para gloria nuestra, con aceite de ballena” (novela Moby Dick)
Herman Melville (1819-1891) Escritor estadounidense

EL ÚLTIMO PISTOLERO (The shootist) – 1976

shootist

Director Don Siegel
Guión Miles Hood Swarthout y Scott Hale
Fotografía Bruce Surtees
Música Elmer Bernstein
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 86m. Color
Reparto John Wayne, Lauren Bacall, Ron Howard, James Stewart, Hugh O’Brien, Richard Boone, John Carradine, Scatman Crothers.

“Me he pasado casi toda mi vida en el salvaje oeste y siempre he seguido mi línea de conducta (…) No soporto injusticias, no soporto insultos, no soporto bravucones. Yo no le hago eso a la gente y exijo lo mismo de ellos”

Emotiva y crepuscular revisión de los envejecidos cánones del western clásico, producida por el inefable Dino De Laurentiis e inspirada en la novela homónima de Glendon Swarthout, con la que el género redactaba, en presencia de otras veteranas glorias del celuloide, el merecido testamento epilogal a una de sus personalidades más honorables, prolíficas y representativas: John Wayne. Tras un evocador prólogo integrado por una recopilación de imágenes de diversas películas del actor, Siegel nos introducía con una mirada de profunda melancolía, causticidad y lirismo en una Carson City moderna e irreconocible para relatarnos la postrera aventura de un legendario pistolero aquejado de un cáncer de estómago en fase terminal, y, con ésta, augurar la inminente caducidad de su heroica y salvaje ideología. Tres años después, la vida no hizo sino consumar lo que el largometraje había subrayado y el mítico actor falleció víctima de la misma enfermedad que padecía su personaje, dejando atrás un legado de más de ciento cincuenta títulos y un importantísimo puñado de obras maestras.

Otras películas que sirven para rendir un HOMENAJE a su protagonista

El amor – Roberto Rossellini (1948) / Anna Magnani
Tras la pista de la pantera rosa – Blake Edwards (1982) / Peter Sellers
Mi enemigo íntimo – Werner Herzog (1999) / Klaus Kinski