KARAOKE (Lost in translation)

1. Aparato audiovisual con que se reproducen el fondo musical y, a la vez, las letras escritas de una serie de canciones ampliamente conocidas para que sean cantadas por una o varias personas como forma de entretenimiento.
2. Establecimiento público en el que se ha instalado este aparato, generalmente un bar musical o una discoteca con un escenario en que las personas salen a cantar.
(google.es)

“El dueño regresó con un micro de karaoke y aunque la distancia que nos separaba no excedía los dos pasos se esmeraba en hablar por él. Nos dispusimos a presenciar un espectáculo atroz nacido en el tercer mundo del glamour” (novela Cuatro amigos)
David Trueba (1969-) Escritor, periodista, director de cine y guionista español

LOST IN TRANSLATION (Lost in translation) – 2003

lost6

Director Sofía Coppola
Guión Sofía Coppola
Fotografía Lance Acord
Música Brian Reitzell & Kevin Shields
Producción Focus Features/American Zoetrope/Elemental Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 105m. Color
Reparto Bill Murray, Scarlett Johansson, Giovanni Ribisi, Anna Faris, Fumihiro Hayashi, Akiko Takeshita, Catherine Lambert.

“Lo entenderás. Cuanto más sepas quién eres y lo que quieres, menos dejarás que las cosas te afecten”

Las expectativas generadas por Sofía Coppola con su brillante debut cinematográfico, LAS VÍRGENES SUICIDAS (1999), fueron reafirmadas en esta comedia dramática de esencia melancólica y enjundioso trazo irónico acerca del romance inconcluso, sincero y cauteloso que brotaba en un hotel-rascacielos de la cosmopolita capital nipona entre la joven esposa de un fotógrafo de moda y un actor en horas bajas, dedicado a la publicidad y sumido en una galopante crisis de los cincuenta. Rehuyendo la profusión verbal en pos de una etérea placidez descriptiva cimentada en los silencios, las miradas u otros gestos de una espontánea e inmediata complicidad, la película vinculaba el aislamiento emocional, el hastío vital y las escasez de objetivos que aflige a esta fugaz e insomne pareja estadounidense a la incomprensión comunicativa que singulariza la sociedad contemporánea. Una parábola empática y conmovedora sobre la desesperada búsqueda de una reciprocidad afectiva, sobre la necesidad imperiosa de desear y ser deseado, que relanzó la hierática vis cómica de Bill Murray y determinó la definitiva consagración de su atractiva protagonista femenina.

Otras películas que contienen alguna escena de KARAOKE

La boda de mi mejor amigo – P.J. Hogan (1997)
Aquel querido mes de agosto – Miguel Gomes (2008)
(500) días juntos – Marc Webb (2009)

11 comments

  1. Obra exquisita preñada, como perfectamente indicas, de maravillosos silencios y miradas, retrato atmosférico de un encuentro de soledades. El tiempo acostado permanece y todo transcurre como si una bruma de sentimientos inundara esta obra e irremediablemente nos dejásemos llevar. Historia de amor fascinante y distinta. Solitaria.

    Un milagro de musa y perdedor, de áurea princesa sin rascacielos y poéta publicitario acabado. Trabajo hermoso, profundo, sensible y lírico. Fresco sobre la ternura entre dos almas solitarias y perdidas entre gigantescos monstruos urbanos pintados de luces de neón, tal que colosos de hierro y cemento en búsqueda de un encuentro en la efímera delicadeza.

    Le gusta a 1 persona

  2. Demasiado leve para calificarla de drama y demasiado melancólica para considerarla una comedia (pese a momentos decididamente cómicos), lo cierto es que “LOST IN TRANSLATION” es una película sencilla, elegante, romántica y poco hablada (aquí los silencios importan más que las palabras) en la que dos seres desplazados, desencantados, perplejos e insomnes en un mundo extraño (un neonizado, ruidoso y enloquecido Tokio) atisban un calor que generan ellos sin saberlo cuando unen de manera instintiva sus respectivos abandonos. Compartir ese “jet lag” espiritual que los ha convertido en seres aparentemente anodinos, sin capacidad de diversión (sólo se les ocurre acudir a un local de karaoke), descubrir -tal vez- un sentimiento amoroso, neutralizar sus soledades en una estática y emocionante escena de cama (sin sexo), despedirse con un susurro al oído y una sonrisa restauradora y esperanzada. Eso es intimidad y emoción, veinticuatro veces por segundo.

    Me gusta

  3. Coincido con Altaica en la excelsitud de tu comentario, Teo. Ya que citas la escena crucial del karaoke, me deslumbraron las dos canciones escogidas para determinar los sentimientos de la pareja entre miradas y gestos: “Brass in pocket” de Pretenders, donde Scarlett dejaba ya entrever su potencial erótico, y la hermosa “More than this” de Roxy Music, con Murray desafinando que no existe nada más de lo que tiene en aquel momento delante de sus ojos. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Las personas pueden acumular cientos de experiencias y estar rodeados de cientos de personas, y sentirse pese a todo incompletos y faltos de afecto. La amistad y el cariño son como un bálsamo que cura las heridas.
    Cada vez que veo esta película, lo recuerdo nuevamente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s