CÁMARA (El cameraman)

Aquellos dispositivos mecánicos y tecnológicos creados por el hombre para grabar imágenes tanto en movimiento como quietas de lo que sucede alrededor, de la realidad. http://www.definicionabc.com/tecnologia/camara.php

“La cámara tiene el poder de sorprender a la gente presuntamente normal de modo que la hace parecer anormal. El fotógrafo selecciona la rareza, la persigue, la encuadra, la procesa, la titula”
Susan Sontag (1933-2004) Novelista y ensayista estadounidense

EL CAMERAMAN (The cameraman) – 1928

cameraman

Director Edward Sedgwick
Guión Richard Schayer, Clyde Bruckman y Lew Lipton
Fotografía Elgin Lessley y Reggie Landing
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 75m. B/N
Reparto Buster Keaton, Marceline Day, Harry Gribbon, Harold Goodwin, Sidney Bracy, Edward Brophy. Ray Cooke. Richard Alexander.

A partir de una idea sugerida por el magnate William R. Hearst, con la intención de promocionar su noticiarios documentales, Keaton pudo reincidir en su pertinaz gesta de superación personal con fines con fines amorosos para disfrutar del que sería su último gran film, pues, lamentablemente, éste marco el inicio de un declive artístico y personal motivado en gran parte por las inflexibles limitaciones creativas impuestas por la Metro. De todos modos, en esta ocasión el férreo y entorpecedor control del productor Irving Thalberg no impidió que el genial cómico trabajara a sus anchas, y, auxiliado por la camaradería de Clyde Bruckman, la experiencia en comedias de Sedgwick o la tronchante colaboración de un mono de compañía, proyectara una avalancha de gags delicados e ingeniosos, entre los que destaca la batalla final en la fiesta de Chinatown. La historia del fotógrafo ambulante neoyorquino empeñado en triunfar como operador de sucesos para conquistar a su amada se remodelaría, con ciertos matices de diferencia, en 1948 para la prescindible WATCH THE BIRDIE de Jack Donohue.

Otras películas sobre operadores de CÁMARA

El hombre con la cámara – Dziga Vertov (1929)
Vida en sombras – Lorenzo Llobet-Gràcia (1948)
El fotógrafo del pánico – Michael Powell (1960)

7 comments

  1. Y estoy pensando también en la Lisboa Story, de Win Wenders, Antonio. Aquí el cámara es más bien la ausencia que da vida a la película, con la “persecución” que el técnico de sonido emprende, sobre la pista de lo grabado por su colega de la cámara. Muchas gracias, como siempre, por uno de los blogs más felices y por este este recuerdo constante del cine, un abrazo!

    Me gusta

  2. Cómo me gusta Buster y también esta película que comentas hoy… Es curioso pero veo aparecer a Keaton en cualquiera de sus cortos, largos o apariciones posteriores, ya más mayor, y me río, sí, pero me causa una infinita ternura… su cara de palo, como de qué hago yo en este mundo…, no sé, pero voy a resistir. Y en este largo no solo resiste, sino que se convierte en un improvisado testigo de la realidad con su cámara.

    Hay un corto extraño y experimental, de cuando él ya era bastante mayor, que la propia extrañeza del rostro de Keaton te llega muy hondo, se llama FILM y fue la única incursión, en guion, de Samuel Beckett en el cine…

    Hay otra película de las que nombras que me fascina (bueno, las cuatro son una pasada… aunque sigo sin poder haber visto VIDA EN SOMBRAS pero he leído tanto sobre ella que sé me va a interesar) y es EL FOTÓGRAFO PÁNICO, que ciertamente sería más correcto El cámara pánico. Es una película inquietante pero si me dijeran que me quedara con un momento sería con toda la secuencia que sufre la pelirroja Moira Shearer.

    Mi aportación a la palabra de hoy es con cámaras amateurs en dos películas muy diferentes pero que para mí tienen un encanto especial (una más que otra), los niños de SUPER 8 de J.J. Abrams… y todo un barrio que se lanza a rodar una película (esta es mi favorita de las dos propuestas), “Rebobine, por favor” (con varios cámaras improvisados pero sobre todo Jack Black y Mos Def) de Michael Gondry.

    Besos
    Hildy

    Me gusta

    1. A mi también me fascina el cine de Buster Keaton y adoro a aquel obstinado personaje de rostro imperturbable que lo acompañó a lo largo de toda su carrera.
      No he visto las dos películas que citas, pero las incoporo inmediatamente a mi catálogo de futuribles.
      Besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s