DESTELLO (El rayo verde)

Resplandor vivo de luz intensa y de breve duración. (google.es)
Destello verde, o rayo verde, es un fenómeno óptico atmosférico que ocurre poco después de la puesta de sol o poco antes de la salida del sol, en el que se puede ver un punto verde, normalmente por uno o dos segundos, sobre la posición del sol. También puede verse como un rayo verde que sale del punto donde se ha puesto el sol. Los destellos verdes son en realidad un grupo de fenómenos que surgen por diferentes causas, siendo algunos más comunes que otros. Los destellos verdes se pueden observar desde cualquier altitud (incluso desde un avión). Normalmente se ven cuando el horizonte no presenta obstáculos, como en el océano, pero aparecen asimismo sobre nubes y sobre montañas (…) El concepto fue popularizado por la novela El rayo verde de 1882, de Julio Verne. (Wikipedia)

“Incluso los hechos de la ciencia pueden enturbiar la mente por su sequedad, a menos que sean tornados fértiles por el fresco rocío de la verdad y la vida. El conocimiento no viene a nosotros en forma detallada, sino como destellos de luz desde el cielo”
Henry Thoreau (1817-1862) Escritor y filósofo anarquista

EL RAYO VERDE (Le rayon vert) – 1986

Director Éric Rohmer
Guión Éric Rohmer
Fotografía Sophie Maintigneux
Música Jean-Louis Valéro
Producción Les Films du Losange
Nacionalidad Francia
Duración 98m. Color
Reparto Marie Rivière, Lisa Hérédia, Béatrice Romand, Eric Hamm, Vincent Gauthier, Joël Comarlot, Marc Vivas, Paulette Christlein.

“Julio Verne dice que si ves el rayo verde serás capaz de comprender tus propios sentimientos y los de los demás”

En una loable voluntad por distanciarse de los cánones expresivos convencionales, Rohmer aparcó la minuciosidad con la que antaño planificaba sus trabajos y abordó la quinta entrega sucesiva del ciclo “Comedias y Proverbios” a través de un entramado de lo más directo y azaroso, consistente en reunir a un grueso de actores noveles alrededor de la espléndida Marie Rivière e improvisar con todos ellos, y en el transcurso de un rodaje en 16mm., los diálogos de un nimio guión reseñado a modo de diario personal y esbozado en torno al fenómeno atmosférico que inspiró la novela homónima de Jules Verne. Esta maniobra, enlazada a la refulgente, balsámica y autorreguladora percepción rohmeriana de la naturaleza, no hizo más que fortalecer la verosimilitud, frescura y espontaneidad de las eventuales vacaciones veraniegas entre Cherburgo y la región de Aquitania (Biarritz y San Juan de Luz) de una sensible e inestable secretaria parisina, contribuyendo a engrandecer esa singular, diáfana y sagaz mirada del autor al aislamiento emocional de la sociedad moderna francesa.

Otras películas embellecidas con algún DESTELLO de luz solar

Lawrence de Arabia – David Lean (1962)
Walkabout – Nicolas Roeg (1971)
Memorias de África – Sydney Pollack (1985)

6 comments

  1. Que grande es Rohmer y que cine no deja en esta etapa más puro, hermoso e impoluto. Como bien indicas, desprendido de ornato y perfilado con la maestría y la honradez de alguien que solo busca la verdad a través de pequeños retazos de vida. Como quien observa en silencio al ser humano. Un cineasta sencillamente maravilloso.

    Me gusta

    1. Exacto, se trata del fluir de lo cotidiano en su máxima expresión. Además, éste es uno de los títulos que mejor simbolizan aquella célebre frase pronunciada por Gene Hackman en “La noche se mueve”: “Ver una película de Rohmer es como contemplar crecer una planta”. Un parsimonioso ejercicio naturalista de luminosidad cristalina y exigente presteza intelectual…

      Me gusta

  2. No sé si la frase pronunciada por Hackman a exigencias del guión es un halago o una desdeña, pero pensaremos bien e imagino que Sharp le tributaba en la definición un pequeño homenaje a la depuración extrema del cineasta francés. También recuerdo, no sé si leído u oído, a Fernando Méndez-Leite proclamar su admiración por Rohmer en contraposición absoluta conceptual y técnica con Kubrick, cineasta éste último que no era de su agrado. Frente a la ampulosidad del segundo defendía la sencilla depuración estilística y formal del primero, enfrentando dos maneras de ver y entender el cine, que por otro lado y bajo mi punto de vista no son en absoluto incompatibles y que enriquecen el propio cine y la ejecución y conceptualizción del mismo.

    Me gusta

    1. La frase contenía más visos de subestimación que otra cosa, imagino que con la intención de resaltar la exagerada premiosidad de su tempo narrativo. Pero bueno, bienvenido sea el cine de narración calmosa siempre y cuando aporte argumentos para reflexionar o discernir sobre lo que te está proponiendo. Precisamente, una película que no he visto empieza a captar mi interés cuando ciertos amigos me comentan que no pierda el tiempo con ella porque es muy “lenta”.

      Me gusta

  3. Por cierto has visto “Mud”, “La gran belleza” y “La vida de Adéle”. Imagino que sí, pero no suelen aparecer en tan breve espacio de tiempo tan dispares y grandes obras, con todos los matices que cada uno pueda tener sobre las mismas, pero eso ya sería cuestión de análisis pormenorizado. Un abrazo.

    Me gusta

    1. Pues no, no he visto ninguna de las tres. Espero que ahora en verano tenga más tiempo para ver las películas recientes que más me han llamado la atención y, por supuesto, entre ellas, están las tres que citas. La primera será “La vida de Adéle” que, con un poco de suerte, caerá esta próxima semana…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s