CORTISONA (Más poderoso que la vida)

Corticoide segregado por la corteza suprarrenal que convierte las proteínas en hidratos de carbono e influye en el metabolismo de la sal; producida sintéticamente se emplea como antiinflamatorio y en el tratamiento de la artritis. (google.es)

“Yo jamás me escondí. Dije que la había utilizado durante mi época como ciclista. No entendí cómo nos la dejaban tomar si era tan perjudicial. En cambio, no podíamos ni acercarnos a la efedrina, que no hace nada. Con la cortisona y los anabolizantes pasaba todo lo contrario. Es más, estaban recomendados. Hubo un médico que redactó una tesis en la que decía que eran buenos para la salud del deportista”
Bernard Thevenet (1948-) Ciclista francés

MÁS PODEROSO QUE LA VIDA (Bigger than life) – 1956

Director Nicholas Ray
Guión Cyril Hume y Richard Maibaum
Fotografía Joe MacDonald
Música David Raksin
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 95m. Color
Reparto James Mason, Barbara Rush, Walter Matthau, Robert Simon, Christopher Olsen, Roland Winters, Rusty Lane, Rachel Stephens.

“Me siento como si midiera diez metros de alto”

Habituado a circunscribir a las férreas imposiciones del Código Hays temas tan comprometidos como novedosos, Nicholas Ray abordó con realismo el entonces manido debate sobre las supuestas propiedades terapéuticas de la cortisona en este sobrio e introspectivo drama psicológico sobre los efectos neuróticos, despóticos y megalomaníacos que produce el tratamiento de un fármaco en experimentación de esta hormona esteroide en un humilde profesor aquejado de una rara enfermedad. Producido e interpretado con estremecedora sobriedad y contención por James Mason, a la sazón productor del film, constituye no sólo una eficaz e imponente disertación sobre la dependencia y/o adicción a cualquier sustancia química sino una demoledora sátira acerca del tedioso, amansado, mediocre, materialista y religiosamente puritano día a día de la provinciana clase media estadounidense, esmaltado por un lustrosa utilización del formato Cinemascope (henchida de virtuosos encuadres y ángulos de cámara) y realzado por la enjundiosa música de David Raksin.

Otras películas donde se administra CORTISONA

Su hermano – Patrice Chéreau (2003)
XXY – Lucía Puenzo (2007)
The program (El ídolo) – Stephen Frears (2015)

12 comments

  1. Tu reseña de hoy me ha hecho recordar que Nicholas Ray quedó insatisfecho con el final de BIGGER THAN LIFE (recuerdo vagamente su rápida e inverosimil resolución), aparte de que la consideraba mal comprendida. Como complemento, las palabras del cineasta: (…)El error fue pronunciar la palabra CORTISONA. Aunque admito que el final no era dramáticamente satisfactorio. La película no era una historia sobre la cortisona ni sobre ninguna otra droga milagrosa. Era la historia de un hombre, de cualquier hombre, que confía en un milagro de cualquier tipo, drogas, el alivio momentáneo del alcohol, un acto de fe, la herencia de un tío rico, o la repentina introspección en el diván de un psicoanalista; no importa o que sea: ganar un pleito o un sermón desde el púlpito. No hay soluciones fáciles que prescindan de la responsabilidad de un hombre para obrar de acuerdo con esas respuestas en lo referente a su familia y a la sociedad que le rodea. Cometí el error de mencionar el nombre concreto de una droga concreta que tenía sus primeras dosis mucho más espantosos de lo que se veían en la pantalla. La película no prentendía ser un ataque a la industria farmaceútica. Sólo se refería a la responsabilidad del hombre. (…). Extr. entrevista a Nicholas Ray. Revista de cine “Nickel Odeon” ,nº14, primavera 1999, p.78.

    Le gusta a 1 persona

  2. Esta película la ví cuando era casi todavía un niño y no recordaba el nombre,sólo la fuerte impresión que me causó,especialmente cuando el padre quiere repetir con su hijo el sacrificio de Isaac por Abraham.
    Posteriormente he sabido y visto casos de psicois inducida por corticoides y doy fe del realismo de la trama.
    Pero independientemente de la droga específica la cinta es valiosa por mostrar el derrumbe el tinglado de convenciones de la familia nuclear ante un suceso inesperado aunque natural,que se podría extrapolar hasta el límite de la metamorfosis kafkiana.
    Espero volver a verla alguna vez y evaluar el impacto causado después de toda una vida

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.