DESTINO (La doble vida de Verónica)

Poder sobrenatural inevitable e ineludible que, según se cree, guía la vida humana y la de cualquier ser a un fin no escogido de forma necesaria y fatal, en forma opuesta a la del libre albedrío o libertad. http://es.wikipedia.org/wiki/Destino

“El destino suele estar a la vuelta de la esquina. Como si fuese un chorizo, una furcia o un vendedor de lotería: sus tres encarnaciones más socorridas. Pero lo que no hace es visitas a domicilio. Hay que ir a por él”
Carlos Ruiz Zafón (1964-) Escritor español

LA DOBLE VIDA DE VERÓNICA (La double vie de Véronique) – 1991

doble

Director Krzysztof Kieslowski
Guión Krzysztof Kieslowski y Krzysztof Piesiewicz
Fotografía Slavomir Idziak
Música Zbigniew Preisner
Producción Sidéral/Tor/Canal+/L Studio/Norsk
Nacionalidad Polonia/ Francia/ Noruega
Duración 98m. Color
Reparto Irène Jacob, Halina Gryglaszewska, Kalina Kedrusik, Aleksander Bandini, Wladislaw Kowalski, Jerzy Gudejko, Janusz Sterninski.

“Tengo un extraño presentimiento. Siento que no estoy sola (…) Que no estoy sola en este mundo”

Una vez zanjado su compromiso con la televisión polaca con el mastodóntico DECÁLOGO (1989), Kieslowski reanudó su cometido como cineasta a través de un sugerente e insondable artificio romántico de renovadora intensidad dramática y estética que describía los destinos paralelos de dos jóvenes veinteañeras de rasgos físicos, inquietudes artísticas y patologías coronarias idénticas: Weronika y Véronique, residentes en Cracovia y Clemond-Ferrant respectivamente. Pese a no conseguir atemperar sus evidentes síntomas de pretenciosidad, el realizador polaco condujo este azaroso y ensoñador apólogo fantástico sobre el apego y la generosidad con verdadera pasión y lirismo, apoyándose en la exquisitez de su fotografía, la suntuosidad de su partitura musical, y, de manera muy especial, en la convicción interpretativa que exteriorizaba Irène Jacob a la hora de solventar su difícil doble papel. El considerable éxito internacional que obtuvo la cinta impulsó a su autor a acometer su magna, ambiciosa y reputada trilogía sobre los valores simbolizados en la bandera gala, TRES COLORES (1993-94).

Otras películas sobre el DESTINO

La vida en un hilo – Edgar Neville (1945)
¡Qué bello es vivir! – Frank Capra (1946)
Tu y yo – Leo McCarey (1957)

2 comments

    1. En él cine negro emerge como un fatum oculto, inexorable y en ocasiones liberador, que canaliza sin piedad y con felonía las vidas de sus personajes. Muy oportuno tu apunte, pues no había esgrimido ningún título noir para las alternativas cuando ejerce un papel clave en las películas de Lang, Siodmak o Ray, entre otros.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s