Tony Leung

RALENTÍ (Hard boiled)

Slow motion, ralentí o cámara lenta es un efecto visual que permite retrasar artificialmente una acción con el fin de aumentar el impacto visual o emocional. La cámara lenta se obtiene rodando una escena con un número de imágenes por segundo superior a la velocidad de proyección. Al pasar el registro con un número de imágenes por segundo normal, la escena, más larga, da la impresión de desarrollarse lentamente. El austríaco August Musger inventó este método en 1904. Se utiliza generalmente en producciones cinematográficas como películas o videos musicales, en retransmisiones deportivas para enumerar una acción, comerciales de televisión, y en aplicaciones científicas. (Wikipedia)

“Mientras que en ingeniería mecánica y en cine este término no tiene una connotación negativa (está claro, si el motor está muy ajustado o si el director de cine no abusa de este recurso), cuando una economía se encuentra al ralentí difícilmente podremos llegar a la misma conclusión. Y Barcelona, como motor económico, ya hace un tiempo que funciona al ralentí”
Laia Bonet (1972-) Política y profesora de derecho española

HARD BOILED (HERVIDERO) (Lashou shentan) – 1992

hard2

Director John Woo
Guión John Woo y Barry Wong
Fotografía Wing-Heng Wang
Música Michael Gibbs
Producción Golden Princess/Milestone Pictures
Nacionalidad Hong Kong
Duración 126m. Color
Reparto Yun-Fat Chow, Tony Leung, Philip Chan, Teresa Mo, Philip Kwok, Bowie Lam, Anthony Wong, Bobbie Au-Yeung, Shui Ting Ng.

“Entrégale un arma a un tipo y creerá que es Superman. Entrégale dos y creerá que es Dios”

Justo antes de dejarse engullir por la industria hollywoodiense, cuyo mercado demandaba con avidez productos afines a su perfil estilístico, Woo organizó este opíparo y encolerizado festín pirotécnico en el que reconducía las pautas del cine policíaco de acción a unas cotas de violencia, dramatismo y espectacularidad casi infranqueables. La traición, el sacrificio, la sed de venganza, el sentido del honor y la enigmática atracción entre policía y criminal, probablemente las referencias temáticas más frecuentadas por el realizador, cobraban presencia en esta dantesca ilustración de los tejemanejes éticos y comerciales que nutren las ilícitas actividades del gangsterismo hongkonés y la inseguridad ciudadana que éstas acarrean. La propensión de su autor por las imágenes ralentizadas y la extraordinaria banda sonora acentuaban todavía más, si cabe, las coreográficas e interminables secuencias de acción, en su mayoría auténticas escabechinas pletóricas de hervor, munición y hemoglobina. En el aspecto interpretativo, cabe resaltar el impresionante trabajo de Tony Leung.

Otras películas con imágenes al RALENTÍ

Grupo salvaje – Sam Peckinpah (1969)
Deseando amar – Wong Kar-Wai (2000)
Anticristo – Lars Von Trier (2009)

CADUCIDAD (Chungking express)

Deterioro o pérdida de la utilidad para el consumo, especialmente de un alimento envasado o una medicina. (Larousse Editorial)

“El corazón pena por la caducidad y se entrega a ella sin rebeldía, pero el espíritu la enfrenta con sus armas y trata de vencerla una y otra vez”
Hermann Hesse (1877-1962) Escritor, poeta y pintor alemán

CHUNGKING EXPRESS (Chungking express) – 1994

chunking

Director Wong Kar-Wai
Guión Wong Kar-Wai
Fotografía Christopher Doyle y Lau Wai-Keung
Música Frankie Chan y Roel A. García
Producción Jet Tone Production Co.
Nacionalidad Hong Kong
Duración 103m. Color
Reparto Tony Leung, Faye Wong, Brigitte Lin, Takeshi Kaneshiro, Chen Jinquan, Valerie Chow, Lee-Na Kwan, Huan Zhiming, Liang Zhen.

“Si los recuerdos pudieran ser enlatados, ¿también tendrían fecha de caducidad? Si es así, espero que duren siglos”

Mientras se solventaban los problemas de post-producción de su épico y tormentoso relato de artes marciales ASHES OF TIME (1994), Kar-Wai ideó, realizó e incluso estrenó en tan solo tres meses esta etérea y vivificante comedia romántica, que, gracias a la distribución y apadrinamiento de Quentin Tarantino, significó su exultante carta de presentación en el mercado occidental. Ambientada en el popular Tsim Sha Tsui de Shanghai, enlazaba en torno a un puesto de comida rápida con sutilidad y bajo una astuta apariencia de extrema ligereza dos historias independientes sobre sendos policías en situación de titubeante y melancólico desánimo afectivo para articular una filigrana fílmica a base de extravagantes, tentadores e ingeniosos retazos de poesía cotidiana, tapizados con audaces recursos estéticos como filtros o distintas velocidades de filmación. Porfiando en discurrir sobre la caducidad del sentimiento amoroso, el ecléctico cineasta narró en su siguiente obra el desgarrador, absorbente e hipnótico romance por tierras argentinas de dos gays hongkonenes a partir de una novela de Manuel Puig, HAPPY TOGETHER (1997), quizás ya con una fascinación por la imagen y el soporte musical algo obsesiva.

Otras películas sobre la CADUCIDAD

Blade runner – Ridley Scott (1982)
Los espigadores y la espigadora – Agnès Varda (2000)
Taste the waste – Valentin Thurn (2010)

SENSIBILIDAD (Deseando amar)

Facultad de sentir (propia de los seres sensibles y animados). El término adquiere diferentes significados de acuerdo al contexto (…) Puede ser la propensión natural del ser humano a dejarse llevar de los afectos de la ternura y la compasión (…) En un contexto artístico, la sensibilidad está vinculada a la intención estética. Las personas sensibles, en este sentido, tienen propensión a expresarse mediante el arte y a evidenciar diversos matices (…) Para la biología, la sensibilidad es la facultad de los seres vivos de percibir estímulos, tanto internos como externos, a través de los sentidos. (definicion.de)

“La sensibilidad es una riqueza cuyo dueño siempre desea compartir”
José Narosky (1930-) Escritor argentino

DESEANDO AMAR (In the mood for love/Fa yeung nin wa) – 2000

LOVE

Director Wong Kar-Wai
Guión Wong Kar-Wai
Fotografía Christopher Doyle y Mark Li Ping Bin
Música Michael Galasso
Producción Jet Tone/Block 2/Paradis
Nacionalidad Hong Kong/ Francia
Duración 98m. Color
Reparto Tony Leung, Maggie Cheung, Rebecca Pan, Lai Chen, Ping Lam Siu, Man-Lei Chan, Tung Cho Cheung, Kam-wah Koo, Roy Cheung.

“Él recuerda aquellos años como si mirara a través del cristal de una ventana cubierta de polvo. El pasado es algo que podemos recordar, pero no tocar, y todo lo que se recuerda es borroso y vago”

Tal y como se intuía en sus tortuosos y arrebatadores films precedentes, Kar-Wai acabó erigiéndose en el más eminente rapsoda contemporáneo del desamor urbano tras localizar en el Hong Kong de 1962 la desilusión afectiva que embarga a dos personas casadas, emotivamente usurpadas por el idilio común que mantienen sus respectivos consortes (en todo momento ocultados), y la consiguiente relación de amor sincero, furtivo e inalcanzable que surge entre ambos. La versátil y calibrada sensibilidad pseudopostmoderna de este virtuoso estilista le llevó a forjar en quince meses una obra estimulante, arrobadora y rupturista, capaz de fragmentar un liviano planteamiento argumental en un complejo, claustrofóbico y creativo encadenamiento de escenas fugaces, instantáneas ralentizadas o insistentes piruetas temporales, para después embellecerlas con un tratamiento visual preciosista, una dirección artística y vestuario (Maggie Cheung luce un vestido distinto en cada escena) superlativos, unas contenidas interpretaciones y una original banda sonora, matizada con los boleros de Nat King Cole.

Otras películas colmadas de SENSIBILIDAD

Carta de una desconocida – Max Ophüls (1948)
Muerte en Venecia – Luchino Visconti (1971)
Sentido y sensibilidad – Ang Lee (1995)