Maurice Pialat

VAGO (Loulou)

Aquella persona que se destaca por su holgazanería y su pereza a la hora de actuar o realizar cualquier actividad, especialmente aquellas vinculadas al trabajo formal (…) esa actitud apática y desinteresada que el vago demuestra hacia el trabajo, suele venir acompañada de otras inclinaciones tales como el estar tirado y descansando el máximo tiempo posible y privilegiando siempre ante el trabajo las actividades vinculadas al ocio y la recreación. http://www.definicionabc.com/general/vago.php

“Si sólo los políticos y científicos fueran un poco más vagos, ¡cuánto más felices seríamos todos!”
Evelyn Waugh (1903-1966) Novelista británico

LOULOU (Loulou) – 1980

loulou2

Director Maurice Pialat
Guión Maurice Pialat y Arlette Langmann
Fotografía Pierre-William Glenn
Música Philippe Sarde
Producción Gaumont/Action Films
Nacionalidad Francia
Duración 110m. Color
Reparto Isabelle Huppert, Gérard Depardieu, Guy Marchant, Christian Boucher, Humbert Balsam, Bernard Tronczyck, Frédérique Cerbonnet.

“Si piensas que se va a quedar en la cama, como un niño, mientras trabajas… Entonces no sabes lo que te espera (…) Es que no soporto la idea de que una chica como tú tenga que pagar por tener un amante. Porque sino, ¿qué es lo que estás haciendo?”

Amargo y desgarrador retrato pasional sobre el singular proceso de indignidad que una muchacha de acomodada condición emprende al abandonar una vida sentimental aparentemente estable para abismarse en los tortuosos recovecos de la marginalidad a causa de la desenfrenada y enfermiza atracción sexual que profesa hacia un vago, disoluto e indómito expresidiario. Pialat divisó este vínculo liberador, vivificante e iniciático desde una óptica tan distante como naturalista hasta establecer un severo análisis sobre el sufrimiento dimanante de los nexos amatorios, impregnado de la rabia, fisicidad y despojamiento estético que siempre caracterizaron su atormentada obra. La absoluta credibilidad que imprimen a sus personajes Isabelle Huppert y Gérard Depardieu, sin duda alguna, dos de los mejores actores del cine contemporáneo francés, serviría para acrecentar el taciturno realismo de un largometraje nervioso y descorazonador que esgrimía con sensatez y sin dobleces los síntomas y trastornos derivados de una pasión amorosa desesperada, contradictoria y asimétrica.

Otras películas cuyo protagonista se ajusta al perfil de VAGO

Los inútiles – Federico Fellini (1953)
Le farceur – Philippe De Brocca (1960)
El gran Lebowski – Joel Coen (1998)

PINTOR (Van Gogh)

Artista que practica el arte de la pintura, que consiste en crear cuadros, frescos y en general en decorar superficies de un modo artístico. http://es.wikipedia.org/wiki/Pintor

“Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta”
Pablo Picasso (1881-1973) Pintor y escultor español

VAN GOGH (Van Gogh) – 1991

gogh

Director Maurice Pialat
Guión Maurice Pialat
Fotografía Gilles Henry y Emmanuel Machuel
Música André Bernot, Jacques Dutronc, J.M. Bourget y P. Revedy
Producción Erato Films/Canal+/Films A2/Les Films du Livradois/Cofimage/CNC/Cofimage 2/Sofiarp/Club de Invesstisments/Investimage 2/Investimage 3
Nacionalidad Francia
Duración 158m. Color
Reparto Jacques Dutronc, Alexandra London, Gérard Séty, Bernard LeCocq, Corinne Bourdon, Elsa Zylberstein, Leslie Azoulai

“Los que aún la rechazan sólo ven en ella unos zafios borrones. Seguro que dentro de poco a la gente “formada”, como se dice, le parecerá sublime. Pero lo sublime ya está ahí”

Subjetivo y apasionado acercamiento a la atormentada personalidad de Vincent Van Gogh, ambientado en la acogedora localidad de Auvers-sur-Oise donde transcurrieron sus últimos meses de vida, que representa la postrera manifestación del perspicaz sentido iconoclasta que siempre caracterizó la obra de su realizador. Apoyándose en un guión diamantino y en una sensual formulación estética al servicio de los bellos paisajes que inspiraron la etapa más creativa del genial artista holandés, Pialat, pintor de vocación y cineasta versado en abordar crónicas sobre personajes emocionalmente lacerados, optó de manera sorpresiva por dulcificar la naturaleza inadaptable y esquizofrénica del protagonista a cambio de enfatizar sus ambiguas relaciones afectivas, tanto con una jovial prostituta parisina como con la hija del Dr. Gachet (contrastado admirador del arte impresionista), su inquietud por captar el fluir de la naturaleza, y, sobre todo, el distante vínculo que lo emparentaba con su hermano. Buenas interpretaciones, acentuadas por una palpable impronta de espontaneidad e improvisación.

Otras películas sobre PINTORES

Rembrandt – Alexander Korda (1936)
El misterio de Picasso – Henri-Georges Clouzot (1956)
Pollock: la vida de un creador – Ed Harris (2000)