Julianne Moore

PERDÓN (Magnolia)

Acción por la que una persona, el perdonante, que estima haber sufrido una ofensa, decide, bien a petición del ofensor o espontáneamente, no sentir resentimiento hacia el ofensor o hacer cesar su ira o indignación contra el mismo, renunciando eventualmente a vengarse, o reclamar un justo castigo o restitución, optando por no tener en cuenta la ofensa en el futuro, de modo que las relaciones entre ofensor perdonado y ofendido perdonante no queden afectadas o queden menos afectadas. (Wikipedia)

«El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito; bendice al que lo da y al que lo recibe»
William Shakespeare (1564-1616) Poeta, dramaturgo y actor inglés

MAGNOLIA (Magnolia) – 1999

magnolia

Director Paul Thomas Anderson
Guion Paul Thomas Anderson
Fotografía Robert Elswit
Música Jon Brion
Producción Ghoulardi/New Line Cinema
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 188m. Color
Reparto Jason Robards, Tom Cruise, Julianne Moore, William H. Macy, Melinda Dillon, Philip Baker Hall, Alfred Molina, Philip Seymour Hoffman.

«Parecía que habíamos terminado con el pasado, pero él no había acabado con nosotros»

Vaticinado como una de las grandes esperanzas del cine norteamericano gracias a las inmejorables expectativas que despertaron sus dos primeros films, SIDNEY (1997) y esa indiscreta ojeada al apogeo y declive de la industria pornográfica que es BOOGIE NIGHTS (1998), Paul Thomas Anderson refrendó tales premisas al desparramar su intrépido virtuosismo en este palpitante amasijo de emociones contrapuestas y naufragios existenciales de una sociedad a la deriva, tejido por nueve fracciones dramáticas y aparentemente inconexas que transcurren a lo largo de veinticuatro horas en el californiano valle de San Fernando. Contextos que encerraban cuestiones arduas (las relaciones paternofiliales), experiencias traumáticas (la inminente presencia de la muerte) o incluso conductas autodestructivas (el suicidio), prestos en todo momento a explorar el poder cicatrizante del perdón y la redención, y personajes marcados por algún recuerdo desalentador (entre los que sobresale el grotesco telepredicador misógino encarnado por Tom Cruise) fueron eslabonados a través de un montaje paralelo, surtido de convulsos movimientos de cámara, hasta converger en un metafórico epílogo musical con connotaciones bíblicas. La obra maestra de su realizador y una de las películas fundamentales de finales de los noventa.

Otras películas sobre el PERDÓN

El pan y el perdón – Marcel Pagnol (1938)
La misión – Roland Joffé (1986)
Una historia verdadera – David Lynch (1999)

HIPOCRESÍA (Lejos del cielo)

Actitud constante o esporádica de fingir creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades, o estándares que no se tienen o no se siguen. La persona hipócrita finge cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente tiene o experimenta. La hipocresía en si es un tipo de mentira o pantalla de reputación. La hipocresía puede venir del deseo de esconder de los demás motivos reales, o sentimientos. (Wikipedia)

«Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad»
Bertolt Brecht (1898-1956) Dramaturgo y poeta alemán

LEJOS DEL CIELO (Far from heaven) – 2002

Director Todd Haynes
Guion Todd Haynes
Fotografía Edward Lachman
Música Elmer Bernstein
Producción Clear Blue Sky/John Wells Prod./Killer Films/Section Eight Ltd./TF1 International/Vulcan Prod.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 107m. Color
Reparto Julianne Moore, Dennis Quaid, Dennis Haysbert, Patricia Clarkson, Viola Davis, James Rebhorn, Bette Henritze, Michael Gaston.

«A veces quien mejor nos entiende es la gente más alejada de nuestro mundo»

Entre medias de dos íntegras revisitaciones sobre sendos episodios de la cultura musical norteamericana, la eclosión del estilo ‘glam rock’ en VELVET GOLDMINE (1998) y el controvertido itinerario acústico/eléctrico de Bob Dylan en I’M NOT THERE (2007), Todd Haynes firmó este sesudo homenaje al melodrama hollywoodiense de los cincuenta, elevado a categoría de arte por maestros como Sirk o Minnelli. Custodiándose en una suntuosa partitura de Elmer Bernstein, la película resucitaba con mimetismo el enardecido fulgor cromático de aquellos patrones estilísticos para traslucir con reticencia y sobrante pulcritud la abrumadora, prejuiciosa e hipócrita estrechez de miras provinciana que se anidaba en la trastienda de un acomodado matrimonio de Hartford (Connecticut), carcomido por su sexualidad reprimida. Un argumento descorazonador, atestado de sentimientos reprimidos e ideales desmantelados, que ponía al descubierto las máculas del ‘american way of life’ y consolidaba a la pelirroja Julianne Moore como una de las actrices más talentosas y polivalentes de su generación.

Otras películas sobre HIPOCRESÍA

Tartufo – F.W. Murnau (1925)
El apartamento – Billy Wilder (1960)
American beauty – Sam Mendes (1999)