G.R. Aldo

PENSIONISTA (Umberto D)

Persona que recibe una pensión, en especial la que la recibe como ayuda económica del Estado por razón de incapacidad o edad. (google.es)

“Los pensionistas hablan de trombosis en los autobuses o aguardan el final en los bancos de los parques públicos, entre excrementos de palomas y jeringas ensangrentadas, o me paran en la calle ante escaparates llenos de electrodomésticos para preguntarme la hora e interesarse por la raza de mi perro” (poema A ninguna parte)
Roger Wolfe (1962-) Poeta, narrador y ensayista inglés

UMBERTO D (Umberto D) – 1952

Director Vittorio De Sica
Guión Vittorio De Sica y Cesare Zavattini
Fotografía G.R. Aldo
Música Alessandro Cicognini
Producción Rizzoli Film/De Sica/Amato Film
Nacionalidad Italia
Duración 84m. B/N
Reparto Carlo Battisti, Maria Pia Casilio, Lina Gennari, Memmo Carotenuto, Ileana Simova, Elena Rea, Pasquale Campagnola, Riccardo Ferri.

“Ya no tengo a nadie, ni un hijo ni un hermano que puedan ayudarme. Soy un viejo cascarrabias (…) ¿Quién vive con 18.000 liras al mes? Ya me cobra 10.000 la casera. Me ha aumentado el alquiler, la muy…”

De Sica brindó una emotiva dedicatoria a su progenitor con este amargo drama urbano acerca del penoso desamparo cotidiano que abruma a un funcionario jubilado, que, debido a una pensión de severa penuria, pasea su pétreo sentido de la dignidad y su maltrecha autoestima por las calles de Roma en compañía de su dócil e inseparable perro, con el único fin de conseguir el dinero suficiente para prolongar el alquiler de la habitación en la que se hospeda. El preciso y apasionado dibujo del protagonista (impecable Carlo Battisti), unido a la insólita propensión de su realizador para captar los pormenores cotidianos con sensatez, verosimilitud y delicadeza, contribuyeron a dirimir esta firme y atemporal apelación a la justicia social como fundamento de toda democracia que se precie como tal. Tradicionalmente aceptada como el postrero apéndice del neorrealismo, constituye, además, un substancial preámbulo de los conceptos estilísticos y de ahondamiento psicológico que determinarían el aliento renovador que poco después impregnaría el cine europeo de aquella gloriosa década.

Otras películas protagonizadas por un PENSIONISTA

El cochecito – Marco Ferreri (1960)
Gran Torino – Clint Eastwood (2008)
Tasuma – Kollo Sanou (2004)

EXALTACIÓN (Senso)

1. Acción y resultado de exaltar o exaltarse.
2. Intensidad muy elevada de un estado de ánimo.
3. Acción de atribuir mucho mérito o valor a una persona o una cosa.
(2016 Larousse Editorial)

“Dentro de mí pugnaron siempre los extremos, la razón y la fantasía, la casa y el camino, el orden y el azar… Mi musa fue la exaltación, mi vida ha sido un despilfarro”
Ricardo León (1877-1943) Novelista y poeta español

SENSO (Senso) – 1954

Director Luchino Visconti
Guión Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico, Carlo Alianello, Giorgio Prosperi y Giorgio Bassani, Paul Bowles y Tennessee Williams
Fotografía G.R. Aldo, Giuseppe Rotunno y Robert Krasker
Música Anton Bruckner y Giuseppe Verdi
Producción Lux Film
Nacionalidad Italia
Duración 120m. Color
Reparto Alida Valli, Farley Granger, Massimo Girotti, Rina Morelli, Christian Marquand, Heinz Moog, Marcella Mariani, Tonio Selwart.

“¿Le gusta la ópera, teniente Mahler? (…) Sí, me gusta mucho, pero no me agrada cuando se representa fuera del escenario. Ni me gustan los que se comportan como héroes de melodrama sin pensar en las consecuencias graves de una acción impulsiva o dictada por una ligereza imperdonable”

Intemperante historia de amor autodestructivo, cobardía y traición, basada en el homónimo relato corto de Camillo Boito, que desarrollaba la volcánica aventura pasional aflorada entre una ardiente y madura condesa veneciana, sensible al influjo patriótico, y un ávido teniente austriaco, tan ruin como mujeriego, durante los últimos meses de sublevación italiana que culminaron con la batalla de Custoza, en 1866. Distanciándose de sus inquietudes neorrealistas, Visconti expuso el desmoronamiento moral de la sociedad aristocrática de su país en la época del Risorgimiento a través de una singular armonización entre su característica fibra melodramática, una minuciosidad historicista casi didáctica y un sublime tono operístico, vislumbrando los hechos con un tratamiento formal de rabiosa belleza pictórica e insultante refinamiento estético de impronta decorativista, aspectos en los que resultó decisiva la labor del director de fotografía G.R. Aldo, malogrado durante el rodaje en un accidente de coche. Tanto Alida Valli, irremisiblemente carnal, como Farley Granger compusieron los personajes más turbadores de sus respectivas carreras.

Otras películas que compaginan la EXALTACIÓN amorosa con la patriótica

Casablanca – Michael Curtiz (1942)
Locura de amor – Juan de Orduña (1948)
Deseo, peligro – Ang Lee (2007)

OTELO, EL MORO DE VENECIA (Otelo)

Obra teatral de William Shakespeare escrita alrededor de 1603. Otelo es una tragedia, como Hamlet, Macbeth y El rey Lear. Shakespeare escribió Otelo probablemente después de Hamlet pero antes que las dos posteriores. La primera representación de la que se tiene noticia se celebró el 1 de noviembre de 1604 en el Palacio de Whitehall de Londres. El personaje principal, Otelo, se presenta piadosamente a pesar de su raza. Esto era poco habitual en la literatura inglesa en tiempos de Shakespeare, que describía a los moros y otros pueblos de piel oscura como villanos. Shakespeare evita cualquier discusión respecto del Islam en la obra. Esta obra se ha destacado por sus grande profundización en la retórica y la tragedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Otelo

“Otelo no es una historia sobre celos; es una historia sobre manipulación que deriva en los celos”
Eduardo Vasco (1968) Director de escena español

OTELO (The tragedy of Othello: the moor of Venice) – 1952

otelo

Director Orson Welles
Guión Orson Welles
Fotografía Anchise Brizzi, G.R. Aldo y George Fanto
Música Francesco Lavagnino y Alberto Barberis
Producción Films Marceau
Nacionalidad Marruecos/Francia/Italia/Estados Unidos
Duración 90m. B/N
Reparto Orson Welles, Michael MacLiammoir, Suzanne Cloutier, Michael Laurence, Fay Compton, Robert Coote, Nicholas Bruce, Doris Dowling.

“Cuando contéis estos tristes relatos, hablad de mí tal como soy realmente, sin exageración alguna, sin malicia. Entonces os tendréis que referir a alguien que amó mucho, aunque sin prudencia. Alguien que no sabía ser celoso, que cometió excesos y cuya mano tal como un indio villano lanzó una perla más rica que toda su tribu”

Desterrado ya de Hollywood y con tremendas dificultades económicas, Welles acometió una segunda aproximación al universo literario de Shakespeare, que, aún hoy en la actualidad, pueda ser considerada como una de las más potentes incursiones en la obra del dramaturgo isabelino de toda la historia del cine. Tres años de accidentado e intermitente rodaje por diversos países, autofinanciándose de forma precaria con sus retribuciones como actor, sirvieron para exponer la inmortal tragedia del moro de Venecia con impecable sentido dramático, virtuosa belleza plástica y una admirable lealtad hacia un texto que se adecuaba perfectamente al personalísimo y poderoso temperamento estilístico del genial cineasta, cuya puesta en escena expresionista se vería reforzada por la sabia escenografía de Alexandre Trauner. Este profundo y apasionante estudio sobre los celos contó con un reparto tan azaroso y como afortunado, con MacLiammoir luciéndose en su caracterización de Yago, Suzanne Cloutier apropiándose del papel de Desdémona tras pasar otras tres actrices por él y cameos de Joseph Cotten y Joan Fontaine.

Otras versiones de OTELO, EL MORO DE VENECIA

Otelo – Stuart Burge (1965)
Otelo (Othello) – Oliver Parker (1995)
Omkara – VishaL Bhardwaj (2006)