André Techiné

CINISMO (Los ladrones)

Actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación. (google.es)

“El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean”
Oscar Wilde (1854-1900) Escritor, poeta y dramaturgo irlandés

LOS LADRONES (Les voleurs) – 1996

voleurs

Director André Techiné
Guion André Techiné y Gilles Taurand
Fotografía Jeanne Lapoirie
Música Philippe Sarde
Producción Alain Sarde/TF1/Rhone-Alpes/D.A. Films
Nacionalidad Francia
Duración 111m. Color
Reparto Daniel Auteil, Catherine Deneuve, Laurence Coté, Benoit Magimel, Fabienne Babe, Didiez Bezace, Ivan Desny, Julien Riviere.

«Antes de Cristo fue un tiempo de orgías. Luego vino el amor (…) En las orgías lo das todo. Ni más, ni menos. En el amor, nunca es suficiente. O siempre es mucho o nunca es suficiente»

Tomando como enmascarada excusa argumental una perspicaz intriga policíaca, en cuyo documentado guion cooperó Michel Alexandre, ex agente y anteriormente asesor de Bertrand Tavernier en su notable LEY 627 (1992), Techiné compuso una efectiva e ingeniosa miscelánea de géneros con la que proseguía su particular y ascética disposición a adentrarse en el estudio de personajes anónimos y básicamente marginales. Estructurada en varios tiempos y desarrollada desde diversos puntos de vista, deviene una absorbente, fría y descorazonadora representación de la complejidad de la naturaleza humana a través de un delicado e inflexible análisis de las rapacerías sentimentales por Lyon y alrededores que fustigan a un delirante triángulo amoroso formado por un cínico y desencantado policía en crisis existencial, hermano de un líder mafioso, una madura e infeliz profesora de filosofía y una joven delincuente de una inmadurez pérfida y autodestructiva. Los espléndidos Daniel Auteil y Catherine Deneuve encabezaban un reparto magnífico, nutrido de promesas y actores no profesionales.

Otras películas que no escatiman en lo referente a CINISMO

El hombre que vino a cenar – William Keighley (1942)
Dos en la carretera – Stanley Donen (1967)
Primera plana – Billy Wilder (1974)

ENCARGO (Los juncos salvajes)

1. Acción y resultado de encargar.
2. Cosa encargada.
(Espasa-Calpe)

“Versus Entertainment me hizo llegar un guion brillante y arrebatador que, en general, se consideraba improducible. No sólo no dudé un solo segundo en abordar una apuesta tan refractaria al sentido común, sino que le destiné cada gramo objetivo de energía, disponible o no, desde el segundo uno. No es una película de encargo, es un privilegio” (sobre Buried, Enterrado)
Rodrigo Cortés (1973-) Actor, productor y guionista español

LOS JUNCOS SALVAJES (Les roseaux sauvages)- 1994

juncos

Director André Techiné
Guion André Techiné
Fotografía Jeanne Lapoirie
Música Varios
Producción Alain Sarde/IMA Films/Strand
Nacionalidad Francia
Duración 109m. Color
Reparto Elodie Bouchez, Gaël Morel, Stéphane Rideau, Frédéric Gorny, Michèle Moretti, Jacques Nolot, Nathalie Vignes, Claudine Taulère.
* Del Shannon – Runaway

«La muerte de un hermano es dura. Pensé que me iba a morir. Pero hay algo aún peor, más duro que la guerra. Y es que la vida continúa»

Liberado ya de la cautivadora artificiosidad con la que definió sus primeros trabajos, André Techiné aprovechó un encargo televisivo para la serie Tous les garçons et les filles de leur âge para realizar esta lúcida incursión en los recodos del amor más puro que supuso el mayor éxito de su carrera, y, posiblemente, perdura como su mejor película hasta la fecha. Ambientada a principios de los años sesenta en una pequeña localidad del sudoeste francés, narraba en una mixtura de emoción, ternura y lirismo las iniciaciones eróticas de cuatro jóvenes, marcadas no sólo por los conflictos interiores de su adolescencia, sino por la dramática situación política que vivía su país, por entonces en plena ebullición bélica con Argelia. En una esmerada ambientación de la época, el ecléctico cineasta galo conseguía plasmar con brillantez las inseguridades morales y sexuales de sus personajes, magníficamente interpretados por un cuarteto de jóvenes no profesionales, favoreciéndose de un entorno paisajístico de marcado carácter renoiriano como se podía observar en los bucólicos y cristalinos baños fluviales de sus protagonistas.

Otras películas nacidas como ENCARGOS televisivos

El juego de la guerra – Peter Watkins (1965)
La flauta mágica – Ingmar Bergman (1975)
No matarás – Krzysztof Kieslowski (1988)