Drama catastrofista

MONZÓN (Vinieron las lluvias)

Viento estacional que se produce por el desplazamiento del cinturón ecuatorial. En verano los vientos soplan de sur a norte, cargados de lluvias. En invierno, son vientos del interior que vienen secos y fríos. Especialmente en el océano Índico y el sur de Asia. El monzón del suroeste que arranca de la costa de Kerala, en la India, comienza generalmente en la primera quincena de junio. (Wikipedia)

«Un Neruda aburrido, sofocado por el tedio de un Oriente que lo ataca con el bramido del viento monzón, el clima enervante, siente que esa comarca extranjera no se le entrega y lo exilia, al revés de las mujeres de vestido morado, que sí se entregan y lo desexilian» (libro Fragmentos del eslabón perdido: historia de una apóstata)
Volodia Teitelboim (1916-2008) Abogado, político y escritor chileno

VINIERON LAS LLUVIAS (The rains came) – 1939

vinieron

Director Clarence Brown
Guion Philip Dunne y Julien Josephson
Fotografía Arthur Miller
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. B/N
Reparto Myrna Loy, George Brent, Tyrone Power, Brenda Joyce, Maria Ounspenskaya, Jane Darwell, Joseph Schildkraut, Henry Travers

«Estoy harta de ser británica y aparentar que no estoy asustada»

Si bien no acostumbra a figurar entre las mejores producciones norteamericanas de 1939, año habitualmente considerado como el más fructífero de la historia del cine hollywoodiense en cuanto a la calidad artística de sus títulos, esta adaptación del best-seller homónimo de Louis Bromfield merece ser destacada por la maestría con la que Clarence Brown manejó una exótica historia de pasiones dentro del esquema tradicional del cine de catástrofes, tan en boga en la segunda mitad de los treinta. Así pues, el romance entre una fogosa aristócrata británica y un cirujano hindú en una India colonial en vísperas del monzón compartía menú con una ensalada de calamidades varias (inundaciones, terremotos o, incluso, epidemias de cólera), condimentada con esmero gracias a los prominentes efectos especiales de Edmund H. Hansen y Fred Sersen. El encanto de esta generosa producción de Darryl F. Zanuck, espléndidamente fotografiada e interpretada, continúa eclipsando hoy en día la mediocre versión en Eastmancolor y Cinemascope dirigida por Jean Negulesco, LAS LLUVIAS DE RANCHIPUR (1955).

Otras películas azotadas por el MONZÓN

Isle of forgotten sins – Edgar G. Ulmer (1943)
La boda del Monzón – Mira Nair (2001)
Monsoon Shootout – Amit Kumar (2013)

INSECTO (La humanidad en peligro)

Los insectos son una clase de animales invertebrados del filo de los artrópodos, caracterizados por presentar un par de antenas, tres pares de patas y dos pares de alas (que, no obstante, pueden reducirse o faltar). La ciencia que estudia los insectos se denomina entomología (…) Los insectos comprenden el grupo de animales más diverso de la Tierra, son muy diversos con aproximadamente un millón de especies descritas, más que todos los demás grupos de animales juntos, y con estimaciones de hasta 30 millones de especies no descritas, con lo que, potencialmente, representarían más del 90 % de las formas de vida del planeta. (Wikipedia)

“¿Qué sería de nuestras tragedias si un insecto nos presentara las suyas?”
Emil Cioran (1911-1995) Escritor y filósofo rumano

LA HUMANIDAD EN PELIGRO (Them) – 1954

them2

Director Gordon Douglas
Guion Ted Sherdeman
Fotografía Sid Hickox
Música Bronislau Kaper
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto James Whitmore, Edmund Gwenn, Joan Waldon, Joan Arness, Chris Drake, Onslow Stevens, Sean McClorey, Sandy Descher.

«Ninguna de las hormigas vistas previamente por el hombre eran mayores de una pulgada de largo; muchas incluso por debajo de ese tamaño. Pero incluso la más diminuta de ellas tiene un instinto y talento para la industria, para la organización social y el salvajismo que demuestra la debilidad del hombre en su comparación»

Si bien la escasa reputación crítica de Gordon Douglas emanó de su meritoria contribución al western, no llegó a firmar su particular obra maestra hasta la aparición de esta oportuna incursión dentro del cine de ciencia-ficción, que merece figurar con todos los honores entre aquellos indelebles clásicos del fantástico de serie B surgidos en la fructífera década de los cincuenta. Como consecuencia de la sensación de desasosiego que suscitaba el riesgo nuclear de la guerra fría, emergieron entonces un sinfín de argumentos en los que la sociedad era atemorizada por engendros de toda índole, como este eficaz guión basado en la adaptación que Russell Hughes hizo de una idea de George Worthing Yates, donde la amenaza residía en una plaga de insectos agigantados a causa de un experimento radiactivo. Relegando a un segundo plano los efectos especiales de Ralph Ayres, el film destacaba por la credibilidad, coherencia y precisión narrativa con la que desarrollaba su urdimbre catastrofista desde la magnífica secuencia inicial en el inclemente desierto de Nuevo Mexico.

Otras películas sobre INSECTOS

Cuando ruge la marabunta – Byron Haskin (1954)
Ángeles e insectos – Philip Haas (1995)
Mimic – Guillermo del Toro (1997)

TERREMOTO (San Francisco)

También llamado seísmo, es un fenómeno de sacudida brusca y pasajera de la corteza terrestre producido por la liberación de energía acumulada en forma de ondas sísmicas. Los más comunes se producen por la ruptura de fallas geológicas. (Wikipedia)

«Las películas deben comenzar con un terremoto e ir creciendo en acción»
Cecil B. De Mille (1881-1959) Director de cine estadounidense

SAN FRANCISCO (San Francisco) – 1936

Director W.S. Van Dyke
Guion Anita Loos y Robert Hopkins
Fotografía Oliver T. Marsh
Música Edward Ward, Herbert Stothart y Bronislau Kaper
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 115m. B/N
Reparto Clark Gable, Jeanette MacDonald, Spencer Tracy, Jessie Ralph, Margaret Irving, Jack Holt, Ted Healy, Shirley Ross, Harold Huber.
* Jeanette McDonald – San Francisco

«Bueno, realmente no se puede decir que en San Francisco hagamos las cosas a medias»

Sólida conjunción de melodrama musical y cine catastrofista, probablemente el más ilustre espécimen surgido en los treinta de este curioso subgénero, que describía las relaciones entre una bondadosa cantante del Paradis Café, el insolente propietario de dicho cabaret y un deportivo sacerdote con anhelos redentores en vísperas del famoso terremoto, y posterior incendio, que destruyó la popular urbe californiana en 1906, acabando con la vida de unos setecientos ciudadanos y con el hogar de otros veinticinco mil. W.S. Van Dyke condujo admirablemente a su espléndida tripleta de actores, toda una garantía de éxito en taquilla, y dotó al relato de un apasionado romanticismo, que, no obstante, quedó eclipsado por las impresionantes secuencias del seísmo, fruto de la eficacia del departamento de efectos especiales comandado por Arnold Gillespie, el director de montaje John Hoffman y un colaborador no acreditado de auténtico lujo como David W. Griffith. De los temas cantados por Jeanette MacDonald, destacaba el pegadizo Would you de Narcio Herb Brown y Arthur Freed.

Otras películas sobre TERREMOTOS

Terremoto – Mark Robson (1974)
Aftershock – Feng Xiaogang (2010)
03:34 Terremoto en Chile – Juan Pablo Ternicier (2011)