Roman Polanski

GUETO (El pianista)

Área separada para la vivienda de un determinado grupo étnico, cultural o religioso, voluntaria o involuntariamente, en mayor o menor reclusión. El término se empleó, originalmente, para indicar los barrios en los cuales los hebreos eran obligados a vivir y a permanecer confinados por la noche. El uso se ha extendido hoy a cualquier área en la que la concentración de un determinado grupo social es excluyente. (Wikipedia)

“Sí, esta es la historia de Huracán. El hombre al que las autoridades culparon de algo que nunca hizo. Lo pusieron en una celda de prisión, pero él pudo haber sido el campeón del mundo. Cuatro meses después, los guetos están ardiendo…” (canción Hurricane)
Bob Dylan (1941-) Músico, cantante y poeta estadounidense

EL PIANISTA (The pianist) – 2002

pianist2

Director Roman Polanski
Guion Ronald Harwood
Fotografía Pawel Edelman
Música Wojciech Kilar
Producción R.P. Productions/Heritage Films/Studio Babelsberg/Runteam Ltd.
Nacionalidad Gran Bretaña/ Francia/ Polonia/ Alemania
Duración 148m. Color
Reparto Adrien Brody, Thomas Kretschmann, Maureen Lipman, Ed Stoppard, Emilia Fox, Frank Finlay, Julia Rayner, Jessica Kate Meyer.

“Si nos pinchan, ¿no sangramos? Si nos hacen cosquillas, ¿no reímos? Si nos envenenan, ¿no morimos? Y si nos hieren, ¿no nos vengaremos?”

Gracias a esta adaptación de las memorias noveladas del pianista polaco de origen judío Władysław Szpilman, Polanski obtuvo un unánime reconocimiento crítico a nivel internacional con el que pudo resarcirse de su negativa a dirigir LA LISTA DE SCHINDLER (1993) y, de paso, cicatrizar pretéritas heridas de índole familiar al abordar el cruento tema del Holocausto que él mismo había sufrido en su infancia cracoviana. Dejando a un lado su avezada querencia por los ambientes onírico-pesadillescos para homologar un enfoque verista imbuido de flemática quietud y sobriedad, confrontaba el poder de la música ante la abominable irracionalidad bélica trazando el azaroso devenir del protagonista ante la desconcertante llegada de las huestes nazis a Varsovia, la paulatina degradación de las inclementes condiciones de vida en el gueto y la atroz deportación masiva a los campos de concentración, de la que consiguió sobrevivir no sin antes superar multitud de penurias. Una película conmovedora, impetuosamente subjetiva aunque políticamente correcta, que despuntaba por su irreprochable reconstrucción ambiental y chirriaba por la inadecuada utilización del inglés como único idioma.

Otras películas ambientadas total o parcialmente en un GUETO

El golem – P.Wegener y C.Boese (1920)
Ilusiones de un mentiroso – Peter Kassovitz (1999)
Hijos de los hombres – Alfonso Cuarón (2006)

VELERO (El cuchillo en el agua)

Embarcación en la cual la acción del viento sobre su aparejo constituye su forma principal de propulsión. Los egipcios fueron los primeros constructores de barcos de vela de los que se tiene noticia. Hace al menos cinco mil años que los fabricaban para navegar por el Nilo y más tarde por el Mediterráneo. Las embarcaciones de vela fueron los primeros medios de transporte a través de largas distancias de agua (ríos, lagos, mares). Actualmente tienen un uso de carácter recreativo, deportivo o educativo. Sin embargo, en algunas zonas del Océano Índico siguen utilizándose con un sentido comercial.  (Wikipedia)

“Por mis sueños va, ligero de equipaje, sobre un cascarón de nuez, mi corazón de viaje; luciendo los tatuajes de un pasado bucanero, de un velero al abordaje, de un ‘no te quiero querer’” (canción Peces de ciudad)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor y poeta español

EL CUCHILLO EN EL AGUA (Nów w wodzie) – 1962

cuchillo

Director Roman Polanski
Guión Roman Polanski, Jakud Goldberg y Jerzy Skolimowski
Fotografía Jerzy Lipman
Música Krzyzstof Komeda
Producción Kamera Film
Nacionalidad Polonia
Duración 94m. B/N
Reparto Leon Niemzick, Yolanda Umecka, Zygmunt Malanowicz.

“Cuando hay dos hombres a bordo de un barco, uno de ellos ha de ser el capitán”

Los reconstituyentes aires nouvellevaguianos favorecieron el debut como realizador de Polanski (a la postre, único trabajo que filmó en su país de origen) con este opresivo y perturbador drama psicológico, que ejercería como una especie de adelanto conceptual respecto a su futuro tema predilecto (la crueldad y la violencia del comportamiento humano) para narrar la tensión sexual y las relaciones de poder que experimenta el conflictivo triángulo formado por un matrimonio burgués y un desconocido joven autoestopista durante veinticuatro horas a bordo de un velero en alta mar. Esta situación límite, rodada íntegramente en escenarios naturales, sería reflejada con ambigüedad, realismo, morbidez erótica y una acentuada voluntad de crítica social hasta confluir en una asombrosa y pesimista metáfora de la situación política que vivía entonces el pueblo polaco, coartado por un régimen comunista que acogió la película con lógico recelo e indignación. A destacar un tratamiento visual de irreprochable desenvoltura, una impecable actuación del trío protagonista y una ejemplar banda sonora de Krzysztof Komeda, asiduo colaborador del conflictivo e itinerante cineasta a lo largo de su primera etapa.

Otras películas mayoritariamente ambientadas en un VELERO

Calma total – Philip Noyce (1989)
La fuerza del viento – Carroll Ballard (1992)
Cuando todo está perdido – J.C. Chandor (2013)

AVERSIÓN (Repulsión)

Sentimiento de rechazo o repugnancia exagerada hacia una persona o cosa. (2016 Larousse Editorial)

“Los seres humanos, que son casi únicos en su habilidad para aprender de la experiencia de otros, son también notables por su aparente aversión a hacerlo”
Douglas Adams (1952-2001) Escritor y guionista radiofónico inglés

REPULSIÓN (Repulsion) – 1965

aversion

Director Roman Polanski
Guión Roman Polanski, Gérard Brach y David Stone
Fotografía Gilbert Taylor
Música Chico Hamilton
Producción Tekli-Compton
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 104m. B/N
Reparto Catherine Deneuve, Yvonne Furneaux, Ian Hendry, John Fraser, Patrick Wymark, Helen Fraser, Renee Houston, James Villiers.

“Sólo hay una forma de tratar a los hombres, tratarlos como si no te importasen. Ya te lo había dicho, me alegro de que por una vez me hayas hecho caso. Sólo buscan una cosa. Jamás entenderé por qué les gusta tanto, pero así es. Cuanto más les haces suplicar, más contentos se ponen”

El gradual advenimiento de la locura y los misterios de la mujer, dos de las principales obsesiones definidoras del universo cinematográfico de Polanski, se dieron cita en su primera película de habla inglesa, que, además de significar el primer éxito de su carrera a nivel internacional, favoreció su consolidación como uno de los pilares emergentes del cine europeo del momento. A través de una atmósfera malsana y pesadillesca que hendía su aparente realismo cotidiano con un insano estilete de claustrofóbica fantasía onírica, forjado a base de decorados distorsionados con ángulos y perspectivas de atormentada amplitud, la cinta describía la progresiva sumersión por los meandros del delirio y la esquizofrenia de una manicura belga de formación católica y residente en Londres a causa de su incontrolable fobia y aversión hacia el sexo opuesto. Turbadora composición de Catherine Deneuve e impactante formulación visual para un apólogo aterrador del que subyacen ecos de la poesía, el erotismo y el desasosiego psicológico propio de maestros como Cocteau, Buñuel o Hitchcock.

Otras películas donde el personaje protagonista padece algún tipo de AVERSIÓN

Monsieur Verdoux – Charles Chaplin (1947)
Marnie, la ladrona – Alfred Hitchcock (1964)
La naranja mecánica – Stanley Kubrick (1971)