Louis Delluc

TABERNA (Fiebre)

Establecimiento en el que se venden y consumen bebidas alcohólicas, especialmente vino, cerveza o licor, y a menudo comidas o aperitivos. (google.com)

“Una taberna es un lugar en donde la locura es vendida en botella”
Jonathan Swift (1667-1745) Escritor irlandés

FIEBRE (Fièvre) – 1921

fiebre

Director Louis Delluc
Guion Louis Delluc
Fotografía Alphonse Gibory y Georges Lucas
Producción Alhambra Film/Jupiter
Nacionalidad Francia
Duración 43m. B/N
Reparto Eve Francis, Gaston Modot, Yvonne Aurel, George Footit, Léon Moussinac, Elena Sangrary, Lili Samuel, Edmond Van Daële.

“Un pesimismo romántico derivado tanto de la literatura de ‘fin-de-siècle’ como de las preocupaciones psicológicas de la era de posguerra”

Junto a la memorable LA MUJER DE NINGUNA PARTE, la mejor realización de un personaje absolutamente crucial en la evolución de la influyente cinematografía francesa, no sólo en su actividad como realizador sino en su prestigiosa y decisiva labor como teórico cinematográfico e impulsor/fundador de los cine-clubs. Para desarrollar en imágenes (y sin rótulos explicativos) un trágico suceso acontecido en una ajetreada taberna portuaria marsellesa, causado por una relación amorosa pretérita, Louis Delluc acentuó substancialmente el decorado con una atinada distribución espacial de la luz y una resolutiva utilización de la profundidad de campo, tal y como preconizaban las películas suecas de la época. Infundido por la proclividad psicológica del ‘Kammerspielfilm’ germano y fielmente adherido a la regla teatral de las tres unidades, este desesperanzado drama de atmósfera ‘in crescendo’ representa hoy un primoroso paradigma de la escuela impresionista e interviene como directo precursor del realismo poético que imperaría en Francia durante la siguiente década.

Otras películas con momentos trascendentales de TABERNA

La isla del tesoro – Victor Fleming (1934)
La taberna del irlandés – John Ford (1963)
Campanadas a medianoche – Orson Welles (1965)

IMPRESIONISMO (La mujer de ninguna parte)

Corriente artística surgida en Francia a finales del siglo XIX que consiste en intentar reproducir las impresiones que produce en el autor la naturaleza o cualquier otro estímulo externo. (Espasa-Calpe)
El cine impresionista francés abre paso a una estética enfocada en la expresión de los sentimientos, las emociones y las realidades psicológicas, desplazando a un segundo plano las acciones de los personajes. (social.shorthand.com)

“El término ‘impresionista’ se ha aplicado a las películas narrativas de ficción de un grupo de cineastas franceses de los primeros años de la década de los veinte, a saber: Germaine Dulac, Jean Epstein, Abel Gance, Marcel L’Herbier y Louis Delluc, el último de los cuales fue la influencia dominante con sus películas y su teoría cinematográfica” (Diccineario técnico Akal de cine)
Ira Konigsberg Catedrático de cine y lengua inglesa estadounidense

LA MUJER DE NINGUNA PARTE (La femme de nulle part) – 1922

Director Louis Delluc
Guion Louis Delluc
Fotografía Alphonse Gibory y George Lucas
Música Jean Wiener
Producción Societé des Films Cosmograph
Nacionalidad Francia
Duración 65m. B/N
Reparto Eve Francis, Roger Karl, Gine Avril, André Daven, Noemi Scize, Michel Duran, Jean Wiener.

“Me fui de esta casa hace mucho tiempo. A mi edad, buscamos viejos recuerdos. Déjeme ver la casa y el parque, unas horas… hasta esta noche”

Quinta película de Louis Delluc y una de las primeras tentativas cinematográficas en profundizar en las obsesiones e inquietudes anímicas que determinan la mente humana a partir de una maniobra de evocación y razonamiento, cuyo énfasis psicológico rehusaba la gesticulación declamatoria o la extravagancia formal para centrarse en la sencillez de una intriga dramática cimentada en una placentera evocación por los escenarios naturales y una habilidosa utilización del flash-back, recurso narrativo al que el cineasta aquitano recurría con asiduidad y prestancia. Esta historia sobre el dilema que apesadumbra a una muchacha, aconsejada por otra mujer que experimentó una disyuntiva similar veinte años atrás, entre la opción de entregarse a una absorbente pasión amorosa o, por el contrario, preservar una convencional y desahogada vida en compañía de su marido e hijo, no logró la aceptación comercial que sin duda merecía, arrastrando a su autor hacia una precaria situación económica que ya no abandonaría hasta el año siguiente, cuando falleció a causa de una tuberculosis.

Otras obras maestras del IMPRESIONISMO cinematográfico

El Dorado – Marcel L’Herbier (1921)
Corazón fiel – Jean Epstein (1923)
La sonriente madame Beudet – Germaine Dulac (1923)