COPLA (Canciones para después de una guerra)

Forma poética que sirve para la letra de canciones populares. Surgió en España en el siglo XVIII; donde sigue siendo muy común, y está muy difundida en Latinoamérica (…) Por su fórmula métrica y su estructura característica, la copla está muy cerca del romance, y, de hecho, según Manuel Román es la legítima heredera de este. La copla tiene una relación directa con las canciones que el pueblo usaba para denunciar abusos, contar historias reales, describir costumbres y más que todo para hablar de amor, de celos y desengaños. http://es.wikipedia.org/wiki/Copla

“Ya que no puedo hacer copla ni proverbio comparables a uno cualquiera de las docenas que inventó el pueblo, no me queda más camino que hacerme escritor de muchos volúmenes”
Macedonio Fernández (1952-) Escritor argentino

CANCIONES PARA DESPUÉS DE UNA GUERRA (Canciones para después de una guerra) – 1971

canciones

Director Basilio Martín Patino
Guión Basilio Martín Patino y José Luis García Sánchez
Fotografía José Luis Alcaine
Música Manuel Parada
Producción Turner Films
Nacionalidad España
Duración 115m. B/N

“No te engaño, quiero a otra. No creas por eso que te traicioné. No cayó en mis brazos, me dió sólo un beso: el único beso que yo no pagué” (La Bien Pagá)

Uno de los más importantes y, a la vez, comprometidos documentales de la historia del cine español, en el que a partir de un expeditivo e ingenioso acoplamiento de imágenes de archivo procedentes de noticiarios, recortes de prensa, libros de texto u otros films e himnos y coplas populares del momento se testimoniaba la situación social y política de la nación en los años inminentemente posteriores a la Guerra Civil. El valor emotivo y nostálgico de esta insólita película de montaje, primordial para conservar la memoria colectiva de varias generaciones de españoles, se ha ido acrecentando con el paso de los años hasta conformar hoy en día un nítido reflejo de la tenacidad del ser humano para sobrevivir frente a los más severos infortunios. La sutil, paradójica y, en ocasiones, socarrona contraposición entre la España real y la oficial, amén del retrato altamente denunciador que se ofrecía de organismos tan intocables como el ejército o la iglesia, escandalizó a la crítica especializada de la época y a las autoridades franquistas, que vetaron su exhibición hasta septiembre de 1976.

Otras películas estructuradas con COPLAS

Nobleza baturra – Florián Rey (1935)
Allá en el Rancho Grande – Fernando de Fuentes (1936)
El pescador de coplas – Antonio Del Amo (1954)

6 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s