Richard Matheson

FUNERARIA (La comedia de los terrores)

Negocio que brinda los servicios de velatorio y entierro a una familia y de cremación para los fallecidos y servicios funerales y de velación para sus familiares. Estos servicios pueden incluir la preparación del velatorio y el funeral. (Wikipedia)

“Cumplamos la tarea de vivir de tal modo que cuando muramos, incluso el de la funeraria lo sienta”
Mark Twain (1935-1910) Escritor estadounidense

LA COMEDIA DE LOS TERRORES (The comedy of terrors) – 1963

Director Jacques Tourneur
Guión Richard Matheson
Fotografía Floyd Crosby
Música Les Baxter
Producción American International Pictures
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 84m. Color
Reparto Vincent Price, Peter Lorre, Boris Karloff, Joyce Jameson, Basil Rathbone, Joe E. Brown, Beverly Powers, Buddy Mason.

“Permítame, en estos momentos de desolación, que alivie su terrible dolor evitándole la desagradable tarea del ‘exequiem sepulcrum’ (…) Yo me ocuparé de enterrarlo. Se da la afortunada y curiosa circunstancia, señora, de que soy propietario y director de una agencia de pompas fúnebres (…) Y como siempre decimos a nuestros clientes: ‘Cuando sus seres queridos yacen dormidos ‘in eternum’ en el lecho mortuorio, deja a Hinchley & Trumbull ocuparse de su envoltorio'”

Aprovechando no solo los mismos decorados que entonces servían a Roger Corman para albergar su serie de adaptaciones sobre relatos de Edgar Allan Poe, sino incluso recurriendo a la columna vertebral de aquel género equipo artístico (Matheson, Price, Crosby, Baxter y el decorador Daniel Haller), la AIP produjo esta ocurrente y desenfrenada comedia macabra con el objetivo de autoparodiar su íntegra dedicación a un cine de terror de serie B tan personal y exuberante como imaginativo. Para ello, confiaron la realización a un auténtico especialista del fantástico como Jacques Tourneur, quien, arropado por algunos de los “malvados” más ilustres del género, expuso con ingeniosas soluciones narrativas y visuales el horripilante procedimiento empleado por un alcohólico tirano para reavivar su desacreditado negocio funerario en la Nueva Inglaterra de finales del siglo XIX. Sus burlescos diálogos y la estupenda fotografía en formato Panavision robustecieron un conjunto audaz, chocante e insólito, cuyo título jugaba con el shakespeariano relato The comedy of errors, pero no pudieron impedir un estrepitoso fracaso de crítica y público.

Otras películas cuyo argumento gira alrededor de una FUNERARIA

The Marathon family – Slobodan Sijan (1982)
Funerarias, S.A. – Nick Hurran (2002)
Despedidas – Yojiro Takita (2008)

CAMIÓN (El diablo sobre ruedas)

Vehículo motorizado para transporte de bienes. A diferencia de los coches, que suelen tener una construcción monocasco, muchos camiones se construyen sobre una estructura resistente denominada chasis (bastidor). En la mayoría la estructura está integrada por un chasis portante, generalmente un marco estructural, una cabina y una estructura para transportar la carga. (Wikipedia)

“Yo para ser feliz quiero un camión, llevar el pecho tatuado, en camiseta mascar tabaco. Yo para ser feliz quiero un camión” (canción Quiero un camión de Loquillo y los Trogloditas, letra de Sabino Méndez)
José María Sanz Beltrán “Loquillo” (1960-) Cantante español de rock

EL DIABLO SOBRE RUEDAS (Duel) – 1971

duel

Director Steven Spielberg
Guión Richard Matheson
Fotografía Jack Marta
Música Billy Goldenberg
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 91m. B/N
Reparto Dennis Weaver, Jacqueline Scott, Eddie Firestone, Lucille Benson, Charles Peel, Lou Frizzell, Tim Herbert, Alexander Lockwood.

“¿Por qué no me fui en cuanto vi su camión afuera? Entonces sabría qué intenciones tiene. Pero, ¿y si me sigue afuera y empieza a perseguirme otra vez? Estaría otra vez donde empecé, aunque saliera antes pronto me volvería a adelantar. Tiene un camión mejorado y mi auto no tiene tanta potencia”

El brillante debut como realizador de Spielberg se produjo con este inquietante film de terror psicológico, que describía la enigmática e implacable persecución a muerte por las soleadas y desérticas carreteras californianas a la que es sometido un inofensivo agente comercial al volante de un Plymouth Valiant por parte de un fantasmagórico camión oxidado de dieciocho ruedas y provisto de material inflamable. A partir de esta única situación, brotada de la ilusoria clarividencia fabuladora de Matheson, aquel precoz realizador de tan solo veinticinco años empezaba a demostrar su potente talento como narrador dotando al relato de un clima de tensión y angustia poco menos que hitchcockiano y desarrollarlo mediante una progresión dramática absolutamente magistral. Rodada en sólo dieciseis días y producida originariamente para la televisión, pasó a exhibirse en salas de cine con diecisiete minutos añadidos tras el exitazo de su emisión en el canal ABC, llegando después a recaudar más de cien veces su coste de producción. Excepcional interpretación de Dennis Weaver, en el papel para la gran pantalla más recordado de su carrera.

Otras películas sobre CAMIONES

El salario del miedo – Henri-Georges Clouzot (1953)
Le camion – Marguerite Duras (1977)
Convoy – Sam Peckinpah (1978)