TELEPATÍA (El pueblo de los malditos)

Transmisión de contenidos psíquicos, entre individuos, a través de la mente sin el uso de agentes físicos conocidos. Es considerada como una forma de percepción extrasensorial o cognición anómala, además se piensa que esta es instantánea. Aunque se han llevado a cabo muchos experimentos sobre la telepatía, su existencia no es aceptada por la gran mayoría de la comunidad científica, argumentando que las magnitudes de energía que el cerebro humano es capaz de producir resultan insuficientes para permitir la transmisión de información. No obstante, algunos investigadores señalan que, con la tecnología necesaria, en un futuro será posible interpretar las ondas cerebrales mediante algún dispositivo y enviar mensajes textuales a un receptor de manera inalámbrica. Sin embargo descartan que este proceso pueda llevarse a cabo de cerebro a cerebro sin mediación tecnológica. Hasta la fecha, las únicas pruebas de la telepatía son las narraciones testimoniales, pues jamás se ha podido reproducir un fenómeno telepático en laboratorio. La telepatía es tratada frecuentemente en ufología, novelas y películas de ficción. https://es.wikipedia.org/wiki/Telepat%C3%ADa

“La telepatía, la transmisión del pensamiento y de imágenes directamente de una mente a otra sin la intervención de los órganos reconocidos de los sentidos, es un concepto nuevo y extraño para la ciencia. A juzgar por la lentitud comparativa con la que la evidencia acumulada de nuestra sociedad penetra en el mundo científico, es, creo yo, una concepción incluso científicamente repulsiva para muchas mentes”
William Crookes (1832-1919) Químico y físico inglés

EL PUEBLO DE LOS MALDITOS (Village of the damned) – 1960

village

Director Wolf Rilla
Guión Stirling Silliphant, W.R. Barclay y George Barclay
Fotografía Geoffrey Faithfull
Música Ron Goodwin
Producción Metro Goldwyn Mayer British Studios
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 75m. B/N
Reparto George Sanders, Barbara Shelley, Michael Gwynn, John Phillips, Jenny Laird, Laurence Naismith, Richard Vernon, Peter Vaughan

“Las personas no valen por su inteligencia. Lo que importa es si son buenas o malas… y éstos son malos”

La cotidianeidad en una apacible localidad inglesa queda repentinamente interrumpida por una misteriosa fuerza radioactiva que arrastra a sus ciudadanos a unas cuantas horas de profundo letargo, durante las cuales todas las féminas en edad de procrear quedarán embarazadas. Nueve meses más tarde alumbrarán unas criaturas asemejadas por su cabello rubio, sus enormes ojos dorados, su asombrosa inteligencia y un poderosa e insensible capacidad telepática. Este prometedor planteamiento fantástico, surgido de la novela The midwich cuckoos de John Wyndham, daría lugar a dos elogiables películas en torno a la amenazadora invasión extraterrestre: este ejemplar clásico del género en su serie B, que disfrutó de una innecesaria continuación en 1963 con CHILDREN OF THE DAMNED de Anton Leader, y una sugestiva revisión homónima a cargo del siempre interesante John Carpenter en 1995. Obra puntera en la discreta filmografía de Wolf Rilla suplía la parquedad de recursos económicos con la serenidad y el distanciamiento de su sólida gradación dramática, manteniendo hoy en día vigente toda su fascinación, singularidad e incertidumbre.

Otras películas sobre la TELEPATÍA

El resplandor – Stanley Kubrick (1980)
Scanners – David Cronenberg (1981)
Phenomena – Dario Argento (1984)

2 comments

  1. Me encanta esta película y tambien la de John Carpenter, un director poco refinado pero muy resultón. Además de la música y el cine, otra de mis pasiones es la literatura de ciencia ficción; John Wydham es uno de los escritores clásicos de este género y tiene otra novela muy sugerente: El día de los Trifidos. Hay alguna adaptación televisiva, que no he visto, pero creo que no están a la altura, lo contrario que pasa con El Pueblo de los Malditos. Un abrazo, Antonio.

    Me gusta

    1. No conozco esta otra novela de Wydham y reconozco que no soy aficionado a la literatura de ciencia ficción, de hecho, creo que probablemente sea también el género cinematográfico que menos me apasiona. Ahora, coincido contigo en valorar estas dos grandes películas surgidas de “Los cuclillos de Midwich”; entre las que me quedo con la versión de 1960, aunque sólo sea por el siempre inestimable protagonismo de George Sanders (Christopher Reeve lo hizo en la de Carpenter). Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s