Groucho Marx

CAMAROTE (Una noche en la ópera)

Lugar destinado al alojamiento de tripulantes o pasajeros de un buque. Son pequeñas habitaciones individuales o compartidas donde habita la tripulación. Varían de tamaño y confort según el tipo de embarcación. Los más frugales constan de un camastro, un pequeño escritorio y un mueble para los efectos personales de la gente de mar. Los camarotes que están dispuestos sobre el exterior del casillaje tienen un ojo de buey para ventilación e iluminación con luz natural. (Wikipedia)

“Así en lóbrego y pequeño camarote sueño a solas, mecido en el frágil leño por el vaivén de las olas, por la ilusión de mi ensueño” (poema Noche en el camarote)
Heinrich Heine (1797-1856) Poeta y ensayista alemán

UNA NOCHE EN LA ÓPERA (A night at the opera) – 1935

Noche ópera

Director Sam Wood
Guión George S. Kaufman y Morrie Ryskind
Fotografía Merritt B. Gerstad
Música Herbert Stothart
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 76m. B/N
Reparto Groucho Marx, Chico Marx, Harpo Marx, Kitty Carlisle, Allan Jones, Edward Keane, Margaret Dumont, Sig Rumann, Robert E. O’Connor.

“Oiga mozo, ¿y no sería más fácil que en lugar de intentar meter mi baúl en el camarote, metiera mi camarote dentro del baúl?”

De la mano de Irving Thalberg, los hermanos Marx entraron por la puerta grande en la MGM al aprovechar con su capacidad transgresora un guión escrito a su medida y basado en una historia original de James Kevin McGuinness, donde el terceto cómico (Zeppo no subsistió al cambio de productora) se aliaba para ayudar a triunfar a un tenor italiano tanto en su compañía de ópera como en la conquista de la soprano que le ha robado el corazón. Condicionados únicamente por los incisos sentimentales de toda comedia romántica al uso, encadenaron bajo la tácita condescendencia artesanal de Sam Wood un desenfrenado torbellino de secuencias superlativamente hilarantes por su virtuosismo iconoclasta y sus desternillantes diálogos, como el “tête-a-tête” inicial entre el verborreico Groucho y la ingenua Margaret Dumont, la desgajadora anulación de unas cláusulas contractuales, el antológico gag del camarote atestado de gente o el sabotaje final del espectáculo con el acrobático Harpo convirtiendo las cortinas en lianas. Inmortal en toda la extensión de la palabra.

Otras películas que contienen alguna destacada secuencia de CAMAROTE

Las tres noches de Eva – Preston Sturges (1941)
El cuchillo en el agua – Roman Polanski (1962)
La condesa de Hong-Kong – Charles Chaplin (1967)

CAOS (Sopa de ganso)

Desorden o confusión muy grandes en un conjunto de cosas, una situación, un asunto, un lugar o una colectividad. (2016 Larousse Editorial)

“Donde ninguno manda, mandan todos. Donde todos mandan, nadie manda. Es el caos”
Jacques-Bénigne Bossuet (1627-1704) Clérigo, predicador e intelectual francés

SOPA DE GANSO (Duck soap) – 1933

duck

Director Leo McCarey
Guión Bert Kalmar y Harry Ruby
Fotografía Henry Sharp
Música Arthur Johnston
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 70m. B/N
Reparto Groucho Marx, Harpo Marx, Chico Marx, Zeppo Marx, Margaret Dumont, Louis Calhern, Raquel Torres, Edmund Breese.

“Recuerde, señor, que estamos luchando por el honor de esta mujer, probablemente mucho más de lo que ella nunca hizo por sí misma”

Delirante sátira socio-política, que, además de figurar entre las mejores películas de los míticos hermanos Marx, representa una de las obras cumbres del denominado humor surrealista o de lo absurdo. El calamitoso conflicto entre las caóticas e imaginarias repúblicas de Silvania y Freedonia servía de telón de fondo para perpetrar un feroz alegato contra el sinsentido de las guerras y los dictadores que las promueven, cuya devastadora insolencia levantó las iras del propio Mussolini y propició la rescisión del contrato que unía a sus desaforados protagonistas con la Paramount a raíz de su exiguo rendimiento comercial. Sin embargo, la posteridad acabaría contrastando su valía como artificio cómico de apoteósica magnitud y, consecuentemente, valorando la insólita asociación del anárquico y disolvente humor marxiano con el incuestionable talento para la comedia de McCarey, corroborada en una efusión de “sketches” verbales y visuales tan ingeniosos como la melódica asamblea ministerial, la célebre secuencia del espejo o los desaires del imprevisible Groucho a la cándida Miss Dumont.

Otras películas sobre el CAOS

Cuando el destino nos alcance – Richard Fleischer (1973)
Pi, fe en el caos – Darren Aronofsky (1998)
Caos calmo – Antonello Grimaldi (2008)