Day: noviembre 14, 2020

OSO (Grizzly man)

Mamífero plantígrado del orden de los carnívoros, de gran tamaño, cuerpo macizo, pelaje largo y abundante, cuello ancho, cabeza grande, orejas redondeadas, hocico alargado, cola pequeña y patas cortas y gruesas con cinco dedos y fuertes garras. Su andar es lento y pesado y hay varias especies. (google.com)

“Son tantas las trampas que pone la imaginación febril que si llegare a suponer una alegría imaginará una fuente para dicha alegría; o si en la noche temiere algún daño, la primera zarza le parecerá un oso.” (comedia Sueño de una noche de verano)
William Shakespeare (1564-1616) Dramaturgo, poeta y actor inglés

GRIZZLY MAN (Grizzly man) – 2005

Director Werner Herzog
Guion Werner Herzog
Fotografía Peter Zeitlinger
Música Richard Thompson
Producción Lionsgate/Discovery Docs
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. Color
Reparto Timothy Treadwell, Werner Herzog, Warren Queeney, Jewel Palovak, David Letterman.

“Y lo que me atormenta, es que en todos los rostros de todos los osos que alguna vez filmó Treadwell, no descubro ningún parentesco, ningún entendimiento, ninguna piedad. Solo veo la abrumadora indiferencia de la naturaleza”

No es de extrañar que Werner Herzog, perito en escrutar la psique humana a partir del retrato de seres lunáticos, desarraigados u obnubilados por la insensatez romántica de sus utópicos objetivos, sintiera la necesidad de difundir la imprudente osadía ecologista de un excéntrico camarero y actor ocasional neoyorquino de pasado dipsómano, que decidió convivir con los osos pardos de la reserva natural de Katmai en Alaska durante trece veranos consecutivos (entre 1990 y 2003) hasta que uno de ellos decidió saciar su fiero apetito con él y su novia. Conjuntando una selección del material audiovisual escogido entre las más de cien horas de filmaciones de vídeo grabadas por dicho sujeto con el variopinto testimonio de los personajes entrevistados y sus propios comentarios en off, el cineasta muniqués embadurnaba la tragedia con sarcasmo e incertidumbre para proponer una delirante y malévola inmersión en los meandros más sombríos de una mente caótica, resentida y distorsionada, que, a su vez, actuaba como coartada para establecer un retrato punzante, brutal y estremecedor de la América profunda.

Otras películas determinadas por la presencia de un OSO

El oso – Jean-Jacques Annaud (1988)
El beso del oso – Sergey Bodrov (2002)
Paddington – Paul King (2014)w