PELEA (Amores perros)

Enfrentamiento mediante la fuerza física o las armas entre dos o más personas o animales con la intención de hacerse daño, matarse o imponer su voluntad. (Larousse Editorial)
Las peleas de perros son luchas entre dos (o más) perros, para el disfrute de los espectadores y con un propósito, el juego. Es un espectáculo donde los perros se muerden y desgarran literalmente la carne mientras los asistentes apuestan por alguno de los animales. Los perros acaban heridos y en ocasiones pueden llegar a perder la vida, razón por la cual las peleas de perros son ilegales en casi todos los países del mundo. (Wikipedia)

“Michael Vick puede disfrutar viendo peleas de perros. Otra persona puede encontrarlo repulsivo y no ver nada malo en comerse un animal que ha tenido una vida tan llena de dolor y sufrimiento como los perros de pelea. Es extraño que consideremos ésta como moralmente diferente y superior a la primera”
Gary L. Francione (1954) Profesor de Derecho en la Universidad Rutgers de Nueva Jersey

AMORES PERROS (Amores perros) – 2000

amores2

Director Alejandro González Iñárritu
Guión Guillermo Arriaga
Fotografía Rodrigo Prieto
Música Gustavo Santaolalla
Producción Zeta Film/Altavista Films
Nacionalidad México
Duración 150m. Color
Reparto Emilio Echevarría, Gael García Bernal, Alvaro Guerrero, Vanessa Bauche, Goya Toledo, Jorge Salinas, Marco Pérez.

“En ese momento pensé que había cosas más importantes que estar contigo y con tu madre. Quería componer el mundo para después compartirlo contigo… Te habrás dado cuenta de que fracasé”

Uno de los más razonables y concluyentes impactos de crítica y público del fin del milenio aterrizó con la modesta pero apasionante ópera prima de González Iñárritu; una moderna filigrana estilística que no tardaría en erigirse en el más legítimo e inequívoco símbolo del revivificado cine mexicano. Aprovechando un portentoso guión que se adscribía a la tarantiniana moda de encadenar historias con repartos corales y sin orden cronológico, el polifacético autor subrayaba desde varias perspectivas la escena de un sangriento accidente automovilístico para profundizar en tres episodios conexos a dicha colisión y localizados en el meollo de la corrupta, caótica e intemperante capital azteca, cuyo denominador común radicaba en la crucial y, por qué no, metafórica presencia canina. Rabiosa, apasionada y visceral, incidía con un impactante realismo y una soterrada ternura en el desasosiego, la brutalidad y el egoísmo de lo cotidiano con el fin de elaborar un profundo dictamen sobre la crueldad, la degradación y la inestabilidad de la naturaleza humana.

Otras películas donde asistimos a una PELEA DE PERROS

Caza salvaje – Peter R. Hunt (1981)
Colmillo blanco – Randal Kleiser (1991)
White God (Dios blanco) – Kornél Mundruczó (2014)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .