Día: septiembre 3, 2014

DADAÍSMO (Entreacto)

Movimiento cultural y artístico que surgió en 1916 en el Cabaret Voltaire en Zúrich (Suiza). Fue propuesto por Hugo Ball, escritor de los primeros textos dadaístas; posteriormente, se unió el rumano Tristan Tzara que llegaría a ser el emblema del Dadaísmo. Una característica fundamental del dadaísmo es la oposición al concepto de razón instaurado por el Positivismo. El Dadaísmo se caracterizó por rebelarse en contra de las convenciones literarias, y especialmente artísticas, por burlarse del artista burgués y de su arte (…) Al cuestionar y retar el canon literario y artístico, el dadaísmo crea una especie de antiarte moderno, es una provocación abierta al orden establecido. http://es.wikipedia.org/wiki/Dada%C3%ADsmo

“El mérito para los snobs es hacer siempre descubrimientos. Así han llegado al dadaísmo, al cubismo y a otras estupideces semejantes”
Pío Baroja (1872-1956) Escritor español

ENTREACTO (Entr’acte) – 1924

entre

Director René Clair
Guión René Clair y Francis Picabia
Fotografía Jimmy Berliet
Música Erik Satie
Producción Les Ballets Seudois
Nacionalidad Francia
Duración 22m. B/N
Reparto Jean Börlin, Inge Friss, Marcel Duchamp, Francis Picabia, Man Ray, Rolf de Maré, Marcel Archard, Georges Auric, Darius Milhaud.

Tras debutar como realizador con una divertida extravagancia futurista, directamente emparentada con el universo mágico de Méliès, de título PARIS DORMIDO (1923), Clair asumió el cometido de plasmar en imágenes un llamativo relato corto ideado por el pintor y poeta Francis Picabia para animar el entreacto del espectáculo de danza Relâche, que por aquel entonces representaba con éxito en los Campos Elíseos la compañía de Rolf de Maré. Con la participación de algunos de los más innovadores artistas de la época, el cineasta galo transformaba un incongruente relato de claro signo dadaísta en un heterodoxo, juguetón y experimental desbarajuste cinematográfico, que transgredía la narrativa convencional a través de un dinámico montaje a base de impresiones, fundidos, ralentí o aceleración de las imágenes hasta crear un delirante e irónico ritmo “in crescendo”, que, subrayado con la música de Satie, culminaba en la regocijante persecución de un ataúd por parte de su comitiva fúnebre, momento claramente emparentado con la slápstica comicidad de Mack Sennett.

Otras películas sobre el DADAÍSMO

La estrella de mar – Man Ray (1928)
Dadascope – Hans Richter (1961)
Max Ernst: mis vagabundeos, mis inquietudes – Peter Schamoni (1991)