Gran Bretaña

BOTÍN (El criminal)

Beneficio que se obtiene de un robo, atraco o estafa.

“Saqueé la cultura popular y con el botín que obtuve amueblé mi mundo interior. Hablaba en un lenguaje especializado de mi invención y contemplaba el mundo exterior a través de rayos X. Veía actos criminales por todas partes” (libro Mis rincones oscuros)
James Ellroy (1948-) Escritor estadounidense

EL CRIMINAL (The criminal) – 1960

Director Joseph Losey
Guion Alun Owen y Jimmy Sangster
Fotografía Robert Krasker
Música John Dankworth
Producción Merton Park Studios
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 94m. B/N
Reparto Stanley Baker, Sam Wanamaker, Jill Bennett, Gregoire Aslan, Laurence Naismith, Noel Willman, Margit Saad, Patrick Magee.

“Así es la vida en prisión (…) Tienes que ser grande como un árbol si quieres que no te hagan sombra”

La ingente capacidad de Joseph Losey para moldear temáticas eminentemente británicas a partir de unos patrones narrativos propios de su país de origen, y, en sus inicios, especialmente vinculados con el cine negro, volvió a ponerse de manifiesto con esta sugestiva intriga carcelaria de atmósfera opresiva y agobiante, centrada en el afán de un colectivo mafioso por hacerse con el botín agenciado en el atraco a un hipódromo y que uno de sus miembros ha conseguido esconder antes de ser condenado a cumplir quince años en prisión. Una hermosa balada interpretada por Cleo Lane, de título Thieving boy, abre y cierra este magnífico exponente del vigor descriptivo, la hondura psicológica y el agudizado compromiso social de su realizador, en esta ocasión amparado en un sólido guion original, una suntuosa fotografía de inspiración expresionista, la placentera banda sonora en clave de jazz a cargo de John Dankworth y el impagable concurso de uno de sus actores fetiche, Stanley Baker, intérprete de enérgico y temperamental magnetismo, habituado a revelar su imponente empaque antes las cámaras.

Otras películas donde se esconde un BOTÍN

La noche del cazador – Charles Laughton (1955)
El día de los tramposos – Joseph L. Mankiewicz (1970)
Directos al infierno – Alex Cox (1987)

MANSIÓN (Regreso a Howards End)

Vivienda suntuosa, menor que un palacio pero con aspecto lujoso y zonas de recreo.​ Aunque existen diferentes ejemplos integrados en el urbanismo de las ciudades, es más habitual que se refiera a edificios aislados, con jardín propio y grandes comodidades. (Wikipedia)

“Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…”
Groucho Marx (1890-1977) Actor, humorista y escritor estadounidense

REGRESO A HOWARDS END (Howards End) – 1992

Director James Ivory
Guión Ruth Prawer Jhabvala
Fotografía Tony Pierce-Roberts
Música Richard Robbins
Producción Merchant Ivory Productions
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 140m. Color
Reparto Anthony Hopkins, Emma Thompson, Vanessa Redgrave, Helena Bonham Carter, James Wilby, Samuel West, Joseph Bennett.

“A diferencia de Grecia, Inglaterra no tiene una verdadera mitología. Lo único que tenemos son brujas y hadas”

Suntuoso y atildado melodrama victoriano basado en la penetrante novela Howards end de E.M. Forster, escritor británico cuyo particular universo literario ya había sido visitado anteriormente por James Ivory en otras dos oportunidades, concretamente en UNA HABITACIÓN CON VISTAS (1985) y MAURICE (1987). El fructífero binomio formado por el director californiano y el productor indio Ismail Merchant volvió a confiar en otro extraordinario guión de Ruth Prawer Jhabvala para diseccionar con su proverbial elegancia, preciosismo y minuciosidad las conflictivas relaciones personales entre dos familias anglosajonas de comienzos del siglo XX, entroncadas con el destino de la mansión campestre del título y marcadas por una inevitable desigualdad clasista, económica y cultural. Las impecables interpretaciones de todo el reparto, encabezado por la desalmada impasibilidad de un solemne Anthony Hopkins, unidas a la refinadísima dirección artística de Luciana Arrighi e Ian Whitthaker, influyeron enormemente en el relevante éxito de crítica y público que obtuvo la película.

Otras películas que discurren alrededor de una MANSIÓN

La caída de la casa Usher – Roger Corman (1960)
Malpertuis – Harry Kümel (1971)
Retorno a Brideshead – Julian Jarrold (2008)

NIÑERA (A merced del odio)

Persona que se encarga de cuidar los niños de un tercero. Desde mediados del siglo XX comúnmente se debe a que los padres de la persona cuidada no pueden ocuparse de él porque mantienen una actividad laboral. (Wikipedia)

“Una noche, cuando aún estaba en los brazos de la niñera, quise tocar la cafetera, que estaba hirviendo alegremente. La niñera me lo hubiese impedido, pero mi madre dijo ‘Déjale que la toque’. Así que la toqué… y esa fue mi primera lección del significado de libertad”
John Ruskin (1819-1900) Escritor, crítico de arte, sociólogo, artista y reformador social​ británico

A MERCED DEL ODIO (The nanny) – 1965

Director Seth Holt
Guión Jimmy Sangster
Fotografía Harry Waxman
Música Richard Rodney Bennett
Producción Seven Arts/Hammer Film
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 90m. B/N
Reparto Bette Davis, Jill Bennett, William Dix, James Villiers, Wendy Craig, Pamela Franklin, Maurice Denham, Jack Watling, Alfred Burke.

“Un empleo de esta clase no se le puede dar a cualquiera. Y es muy necesario que los padres tengan confianza en nosotras. Créame, no estoy pensando solo en mí, nunca he sido vanidosa, sino en todas esas otras mujeres igual que yo. Todas las que han dedicado por entero sus ilusiones y su vida a cuidar de los hijos de otras personas”

El crispado vínculo de aversión, recelo y sometimiento que establece un conflictivo niño de diez años con su misteriosa niñera, unido a la poderosa relación de dominio que ésta ejerce sobre la madre del muchacho, según la novela The nanny de Evelyn Piper, polarizan el sinuoso y perturbador universo de cotidianeidad loseyana sobre el que gravita este valioso prototipo de terror psicológico, producido bajo los auspicios de la mítica Hammer. Seth Holt, prometedor realizador británico de origen palestino que falleció en 1971 al sufrir una repentina insuficiencia cardíaca con tan solo 47 años, supo expandir la ingénita turbulencia sensitiva del relato con una atmósfera densa y claustrofóbica, trenzada con adecuadas dosis de barroquismo visual y perceptiblemente singularizada por la entusiasta predisposición histriónica de Miss Bette Davis, por entonces interesada en prorrogar aquel inesperado resurgir artístico que sobrevino de la mano de Robert Aldrich y su formidable díptico sobre el esperpento y la demencia, compuesto por ¿QUÉ FUE DE BABY JANE? (1962) y CANCIÓN DE CUNA PARA UN CADÁVER (1964).

Otras películas protagonizadas por una NIÑERA

Sonrisas y lágrimas – Robert Wise (1965)
La mano que mece la cuna – Curtis Hanson (1992)
La niñera mágica – Kirk Jones (2006)

ZAPATERÍA (El déspota)

1. Tienda donde se venden zapatos, botas y otro tipo de calzado.
2. Taller donde se hacen o arreglan zapatos u otro tipo de calzado.
(Larousse Editorial)

“Los hallazgos de Darwin, resumidos, vienen a decir que, después de cinco mil millones de años de evolución, y dejando atrás al chimpancé por un pelo, el hombre ha venido a dar en dependiente de zapatería, limpiaparabrisas o funcionario”
Francisco Umbral (1932-2007) Periodista, novelista, biógrafo y ensayista español.

EL DÉSPOTA (Hobson’s choice) – 1954

Director David Lean
Guión David Lean, Norman Spencer y Wynyard Brown
Fotografía Jack Hyldyard
Música Malcolm Arnold
Producción British Lion Film Corporation/London Film Productions
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 107m. B/N
Reparto Charles Laughton, Brenda de Banzie, John Mills, Daphne Anderson, Prunella Scales, Richard Wattis, Derek Blomfield, Helen Haye.

“Si tengo que ser vencido por la bebida, moriré luchando. La vida tiene que valer la pena vivirla antes de dejarla”

Alexander Korda adquirió los derechos de la pieza teatral Hobson’s choice de Harold Brighouse, versionada con anterioridad por Percy Nash (1920) y Thomas Bentley (1931), para rentabilizar el potencial interpretativo del orondo Charles Laughton y exprimir la sensibilidad dramática e intimista que David Lean siempre ostentó, incluso en su famosa etapa de grandes superproducciones. Ambientada en una localidad industrial del noroeste inglés (Salford) de finales del siglo XIX, pormenorizaba con acertado realismo descriptivo los problemas que hostigan a un comerciante del calzado viudo, huraño, egoísta y particularmente propenso a refugiarse en la bebida para digerir el noviazgo de sus tres hijas, especialmente el que mantiene la mayor con el dócil y analfabeto operario encargado de manufacturar las botas que han propiciado cierto renombre al establecimiento. Una deleitable comedia social de resortes costumbristas y poderoso influjo shakespeariano, dirigida con profusos rasgos de exquisitez formal, subrayada con la placentera música de Malcolm Arnold e interpretada de forma pletórica por un terceto protagonista de excepción.

Otras películas en las que uno de sus protagonistas trabaja en una ZAPATERÍA

El palacio de calzado Pinkus – Ernst Lubitsch (1916)
La Cenicienta y el Ernesto – Pedro L. Ramírez (1957)
Tú, yo y todos los demás – Miranda July (2005)

CRUCIFIJO (Las novias de Drácula)

Imagen tridimensional de Jesucristo crucificado, es normalmente la imagen que representa a la iglesia católica romana. La cruz es un símbolo de culto que tiene existencia en el cristianismo por más de miles de años, tanto en la cultura egipcia, babilónica y asiria usaron y adoraron dicha representación del poder del hijo de Dios en el mundo. (conceptodefinicion.de)

“Él lleva en sus entrañas dibujos animados, desvanes tristes y errados de una infancia perdida. Un acertijo, un crucifijo envuelto en un misterio dentro de un enigma y cinco estigmas” (canción La herida secreta)
Enrique Bunbury (1967-) Cantante, compositor, multinstrumentista y músico español de rock

LAS NOVIAS DE DRÁCULA (The brides of Dracula) – 1960

novias

Director Terence Fisher
Guión Jimmy Sangster, Peter Bryan y Edward Percy
Fotografía Jack Asher
Música Malcolm Williamson
Producción Hammer Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 85m. Color
Reparto Peter Cushing, Yvonne Monlaur, David Peel, Freda Jackson, Martita Hunt, Mona Washbourne, Miles Malleson, Henry Oscar.

“El vampiro chupa la sangre a través del beso y hace de su víctima otro vampiro. Así el culto crece, muy lentamente, pero crece”

Ante la contundente negativa de Christopher Lee a resucitar la figura del vampírico conde tras el sorprendente éxito crítico y comercial alcanzado con DRÁCULA (1958), la Hammer optó por delegar el protagonismo de su secuela a uno de sus más perturbadores y aventajados prosélitos: el barón Meinster, un individuo de sospechosas connotaciones nazis, cuya edípica venganza y posterior enfrentamiento con el justiciero doctor Abraham Van Helsing conforman la esencia de esta pequeña joya del género fantástico. Dosificando con su habitual elegancia el desvarío y la fanática intemperancia que brindaba el guión, así como sus sugerentes matices erótico-fetichistas, Terence Fisher rubricó uno de los más categóricos e ingeniosos exponentes fantásticos del período de esplendor de la añorada productora, maravillosamente interpretado y moldeado con el ejemplar tratamiento pictórico que le confería tanto su formidable fotografía como el extraordinario diseño artístico de Bernard Robinson.

Otras películas que contienen alguna escena donde un CRUCIFIJO cobra verdadero protagonismo

Viridiana – Luis Buñuel (1961)
El exorcista – William Friedkin (1973)
El cuarto hombre – Paul Verhoeven (1983)