REPATRIACIÓN (¿Que pasó entre mi padre y tu madre?)

Acción de trasladar los restos de una persona a su país de origen (…) La repatriación incluso puede desarrollarse muchos años después de producirse el deceso (…) La repatriación, por otra parte, puede vincularse a una política para favorecer el regreso de los ciudadanos de un país que se encuentran radicados en otro. Esto es habitual en lo referente a científicos y a otras personalidades cuyo trabajo se considera valioso para la sociedad. (definicion.de)

“María Kodama, la viuda del escritor, se opuso a la repatriación, alegando que Borges decidió al final de su vida, en plena posesión de sus facultades, marcharse de Argentina, para morir en Suiza, un país donde había vivido y estudiado de adolescente y al que guardó siempre mucho cariño” (artículo Farsa elogiosa repugnante)
Mario Vargas Llosa (1936-) Escritor peruano

¿QUÉ OCURRIÓ ENTRE TU PADRE Y MI MADRE? (Avanti!) – 1972

Avanti

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L. Diamond
Fotografía Luigi Kuveiller
Música Carlo Rustichelli
Producción The Mirisch Corporation/Jalem/Phalanx/PEA
Nacionalidad Estados Unidos/ Italia
Duración 143m. Color
Reparto Jack Lemmon, Juliet Mills, Clive Revill, Edward Andrews, Gianfranco Barra, Franco Angrisano, Giselda Castrini, Harry Ray.
* Gino Paoli – Senza fine

“Sr. Armbruster, aquí no nos vamos corriendo a la cafetería a comernos un bocadillo con una Coca-Cola. Aquí, nos tomamos nuestro tiempo. Cocinamos nuestra pasta, la rociamos con nuestro Parmesano, bebemos nuestro vino y hacemos el amor… (…) (¿Por la noche?) Volvemos a casa a ver a nuestras esposas”

Elegante y vigorosa adaptación de la homónima comedia teatral de Samuel A. Taylor que permitiría a Billy Wilder ofrecer otra de sus pertinaces e incisivas caricaturas sobre la sociedad norteamericana, y, que, bien puede ser considerada como una de las últimas grandes películas de su autor pese a la impasible acogida obtenida en su momento por la crítica. Íntegramente rodada en Italia, narraba con plenitud de matices y sutilezas la alocada e imprevisible relación sentimental que establecen un prejuicioso alto ejecutivo de Baltimore y una dependienta londinense propensa a engordar en la isla de Isquia; lugar donde han acudido para formalizar el traslado de los restos mortales de sus respectivos padre y madre, fallecidos en un accidente automovilístico. El film, prodigiosamente interpretado por Jack Lemmon y una deliciosa Juliet Mills, ponderaba con pasión, fulgor plástico y una asombrosa frescura nostálgica el talante hedonista, epicúreo y “bon vivant” de la idiosincrasia mediterránea en contraposición a la superficialidad, el pragmatismo y la estrechez de miras propias del estadounidense medio.

Otras películas que tratan sobre una REPATRIACIÓN

La tregua – Francesco Rosi (1997)
Retorno a Hansala – Chus Gutiérrez (2008)
Los inocentes – Anne Fontaine (2016)

6 comments

  1. ¡Suena fenomenal lo del cine Phenomena!
    Y esta comedia romántica de Wilder me encanta. Me gusta regresar a ella. Amor y muerte. Muerte y amor… y siempre que se pueda disfrutar de la vida.
    Me quedo con la senda marcada por Jack Lemmon para poner una película con la palabra repatriación. Y esa búsqueda de un padre de su hijo, una búsqueda dolorosa en Missing de Costa Gavras.
    Beso
    Hildy

    Me gusta

  2. Incomprensiblemente esta obra maestra de la comedia está considerada como menor dentro de la insultante filmografía del genio, cuando es, por el contrario, una obra reflexiva y madura de su autor, quien ya anteriormente utilizó una pieza teatral de Samuel Tylor para realizar otra de sus obras maestras como “Sabrina”.

    Ya no disponía el genial Wilder tantas facilidades para seguir rodando, ya que por aquello años la industria pensaba que su talento comenzaba a decaer y estuvo varios años en dique seco. Afortunadamente para todos nosotros, la respuesta final fue adelante, ¡avanti!.

    Creo que estamos ante un gran Wilder, pleno de talento y tan capaz, socarrón e irónico como en sus mejores trabajos. Su reflexión sobre el deseo, los placeres vitales, la muerte y el extreñimiento social es extraordinaria. Como bien indicas, la película está impregnada de lúcidas visiones sobre los contrastes culturales. Sobre la vitalidad frente la moralidad más rancia, superficial y estereotipada. La lujuria y el deseo humano frente a la hueca, hipócrita y vacía decencia trasnochada.

    Comedia de altísimos vuelos, con toda la acidez, mordacidad y crítica inteligente que su autor imprimía a todas sus trabajos, pero desplegada con una sutileza exquisita, introspectiva, pero sin perder la mas mínima capacidad corrosiva, satírica, ingeniosa de un Wilder grande y talentoso. Hablar de encuadres fijos dejando que los actores deambulen libremente por las habitaciones, de las prodigiosas interpretaciones de sus protagonistas, de gags y secuencias hilarantes, de un guión muy depurado, de enorme y romántica música, de algún que otro guiño cinéfilo, de aleación entre lo dramático y lo cómico…

    El choque entre la vieja cultura y la nueva, entre los lamentos asumidos y los no vividos, entre el mediterráneo milenario, astuto y vividor y la América poderosa pero infante y pueril, están perfilados magistralmente. También el color y la vitalidad lo inunda todo, aunque también existe una atmósfera de cierta tristeza.

    Como bien indica Hildy al citar al Lemmon de Missing, que nos deslumbraba con esa verosímil y demoledora transformación del típico americano medio al observar los horrores acaecidos en el Chile del genocida Pinochet, aquí sufre una metamorfosis vital y sentimental que lo hacen sentir, mirar y tocar de otra manera. Y cómo no, siempre la mirada cínica de Wilder aparece asomada entre cortinas, puertas, pijamas, paisajes… Pero la ternura no deja de ser igualmente protagonista. Si Hitchcock no fue el mago del suspense, sino su pretexto para contar las más hermosas historias de amor, Wilder no es el maestro de la comedia o la ironía, la utiliza para conseguir filmar la ternura. Un gran abrazo Antonio.

    Me gusta

    1. Ante esta estupenda crítica mi comentario sobre la película queda en un mero apunte… También Sabrina fue en su día considerada una obra menor, pero ambas afloran hoy en día como dos comedias únicas, originales e incluso modernas. Echaba de menos tus aportaciones críticas, amigo. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.