ESPERPENTO (Se acabó el negocio)

1. Persona o cosa notable por su fealdad o ridiculez.
2. Género literario creado por Ramón del Valle-Inclán en el que se deforma sistemáticamente la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos.
3. Obra de estilo esperpéntico.
http://www.wordreference.com/definicion/esperpento

“La moda es siempre un esperpento tal que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses”
Oscar Wilde (1854-1900) Escritor, poeta y dramaturgo irlandés

SE ACABÓ EL NEGOCIO (La donna scimmia) – 1964

donna4

Director Marco Ferreri
Guión Marco Ferreri y Rafael Azcona
Fotografía Aldo Tonti
Música Teo Usuelli
Producción Champion/Cocinor/Les Films Concordia/Les Films Marceau
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 100m. B/N
Reparto Ugo Tognazzi, Annie Girardot, Achille Maleroni, Elvira Paoloni, Linda De Felice, Ugo Rossi, Filippo Pompa Marcelli, Antonio Cianci.

“Venga, no me hagas enfadar. Trata de aprender. Es un espectáculo, tenemos que hacer un número. El público paga y quiere ver cosas. No puede contentarse con verte solo la cara. Tienes que intentar aprender a trepar, a hacer ver que eres una especie de Tarzán”

Tras despuntar bajo la censura franquista con un celebrado díptico de humor negro sobre las miserias de la sociedad española del momento, compuesto por EL PISITO (1959) y EL COCHECITO (1960), la fructífera alianza entre Marco Ferreri y Rafael Azcona prosiguió dando frutos de su grotesca madurez creativa en Italia, donde forjaron un tríptico igualmente sardónico e irreverente que traslucía un áspero escepticismo moral y cierta delectación por las situaciones morbosas y esperpénticas. Si tanto LA ABEJA REINA (1963) como LA MARCHA NUPCIAL (1965), profesaban una despiadada mofa del casamiento cristiano, este marginado e incisivo relato sobre la abusiva explotación de una pusilánime e inocente mujer peluda a manos de un haragán sin escrúpulos sugería una feroz parábola contra la inicua y contraproducente actitud a jugar con los sentimientos ajenos, cuyo desenlace sería alterado por el productor Carlo Ponti para atenuar un tanto su provocativa mordacidad. Espléndida actuación de la pareja protagonista para una película tan cruel como estrafalaria, tenuemente inspirada en el anormal caso verídico de la mexicana Julia Pastrana.

Otras películas sustentadas en un deleite por el ESPERPENTO

Polyester – John Waters (1981)
El día de la bestia – Álex de la Iglesia (1995)
La calle de la amargura – Arturo Ripstein (2015)

10 comments

  1. La historia de Julia Pastrana es triste y apasionante (en dosis iguales), es un personaje histórico al que guardo gran cariño. Esta película de Ferreri, no obstante, no la he visto. Así que me la apunto.

    Siempre que se habla de la palabra esperpento me quedo con el significado de deformación de la realidad.Uno de los últimos esperpentos cinematográficos escalofriantes, por su deformación certera de una cruda realidad, ha sido El lobo de Wall Street…

    Beso
    Hildy

    Me gusta

    1. Según tengo entendido, Carlo Ponti dulcificó un tanto el desenlace aunque no tanto como en un principio tenía previsto, pues pretendía que en el mismo María perdiera su frondoso pelo para convertirse en una mujer muy atractiva. De todos modos, he leído que existen dos finales, el francés (más cínico y audaz) y el italiano. Seguramente tú viste el primero de los dos.

      Me gusta

  2. Qué penita Julia Pastrana y su hipertricosis. Hasta C. Darwin escribió sobre ella: “Julia Pastrana, una bailarina española, era una mujer extraordinariamente fina, pero tenía una gruesa barba y frente velluda. Fue fotografiada y su piel puesta en exhibición. Pero lo que nos concierne es que tenía en ambas quijadas, superior e inferior, una irregular doble hilera de dientes. Una hilera colocada dentro de la otra, de lo cual el doctor Purland tomó una muestra. Debido al exceso de dientes, su boca se proyectaba y su cara tenía la apariencia de la de un gorila”.

    Me gusta

  3. Conocía, de lejos, la historia de Julia Pastrana. Ahora me he documentado mas rebuscando en Internet. La película no la he visto, pero tratándose de Ferreri y Azcona ya se recomienda por si misma. En cuanto al caso en si mismo, es uno de los muchos sucesos que se repiten a lo largo de la historia y que prescinde de cualquier consideración de los derechos humanos. Me viene a la memoria, a este respecto La parada de los monstruos. En un viaje a Guatemala, hace mas de 30 años, en una población, en la zona del lago Atitlan había verbena, por las fiestas supongo, y en una barraca anunciaban a (si no me falla la memoria) Sionara, o algo parecido; la anunciaban como la mujer mitad pez y mitad persona. No entramos, pero es una muestra mas de que cosas así siguen sucediendo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s