MARTE (Desafío total)

Cuarto planeta del Sistema Solar más cercano al Sol. Llamado así por el dios de la guerra de la mitología romana Marte, recibe a veces el apodo de planeta rojo debido a la apariencia rojiza que le confiere el óxido de hierro que domina su superficie. Tiene una atmósfera delgada formada por dióxido de carbono, y dos satélites: Fobos y Deimos. Forma parte de los llamados planetas telúricos (de naturaleza rocosa, como la Tierra) y es el planeta interior más alejado del Sol. Es, en muchos aspectos, el más parecido a la Tierra. http://es.wikipedia.org/wiki/Marte_(planeta)

“¿Qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a Marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?”
José Saramago (1922-2010) Escritor, poeta, periodista y dramaturgo portugués

DESAFíO TOTAL (Total recall) – 1990

total

Director Paul Verhoeven
Guión Ronald Shusett, Dan O’Bannon y Gary Goldman
Fotografía Jost Valcano
Música Jerry Goldsmith
Producción Carolco/TriStar
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 113m. Color
Reparto Arnold Scharzenegger, Rachel Ticotin, Sharon Stone, Michael Ironside, Ray Baker, Ronny Cox, Marshall Bell, Michael Champion.

“Sabía que no me defraudarías. Disculpa por todo lo que te he hecho pasar, pero para eso están los amigos. Quisiera desearte una vida larga y feliz, pero desgraciadamente no va a ser así. Verás, tienes mi cuerpo y quiero que me lo devuelvas. Perdona si te lo quito pero yo estaba antes. Así, que, adiós amigo, y gracias por no haberte dejado matar. Eh, a lo mejor nos vemos en nuestros sueños. Nunca se sabe…”

En el año 2084, un obrero de la construcción es víctima de una enloquecedora confabulación interplanetaria tras aceptar unas vacaciones virtuales a Marte. A partir de esta sugerente premisa argumental, dimanante del relato de ciencia-ficción de Philip K. Dick Whe can remember it for you wholesale, Verhoeven (recomendado a la productora por el propio Scharzenegger) perpetraría una creativa, trepidante y ultravirulenta parábola futurista sobre la confusa disimilitud entre realidad e imaginación, dotada de una atmósfera de abrumante sordidez y salpicada de un cáustico sentido del humor. El perfecto ajuste entre el ocurrente y nada artificioso diseño de producción de William Sandell, la pasmosa fotografía de Valcano y la contundente partitura de Goldsmith, acabaron por pulir una categórica puesta en escena, que, aunque presumía de potentes efectos especiales, no dudaba en arrinconar la mera espectacularidad en beneficio de un mayor sentido metafísico. En 2012, Leon Wiseman acometió un innecesario remake homónimo, carente de emoción y personalidad respecto al original.

Otras películas ambientadas en MARTE

Planeta sangriento – Curtis Harrington (1966)
Misión a Marte – Brian De Palma (2000)
Planeta rojo – Antony Hoffman (2000)

6 comments

  1. Muy entretenida, sin duda, pero es precisamente el diseño de producción lo que menos me gusta, pues lo observo algo acartonado y más propio de películas del pasado. Pero en sí obra se ve con mucho agrado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s