Día: julio 7, 2013

MÉXICO, D.F. (Amores perros)

Capital y sede de los poderes federales de los Estados Unidos Mexicanos (…) es el núcleo urbano más grande del país, así como el principal centro político, académico, económico, de moda, financiero, empresarial y cultural. La Ciudad de México tiene un PIB de 470,000 millones de dólares, lo que la convierte en la octava ciudad más rica del mundo (…) tiene una superficie de 1,485 kilómetros cuadrados, dividida en dieciséis delegaciones y una población de alrededor de 8.8 millones de habitantes. http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9xico,_D._F.

“Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”
Porfirio Díaz Mori (1830-1915) Militar y político mexicano

AMORES PERROS (Amores perros) – 2000

amores2

Director Alejandro González Iñárritu
Guión Guillermo Arriaga
Fotografía Rodrigo Prieto
Música Gustavo Santaolalla
Producción Zeta Film/Altavista Films
Nacionalidad México
Duración 150m. Color
Reparto Emilio Echevarría, Gael García Bernal, Alvaro Guerrero, Vanessa Bauche, Goya Toledo, Jorge Salinas, Marco Pérez.

“Quería componer el mundo para después compartirlo contigo… te habrás dado cuenta de que fracasé”

Uno de los más razonables y concluyentes impactos de crítica y público del fin del milenio aterrizó con la modesta pero apasionante ópera prima de González Iñárritu; una moderna filigrana estilística que no tardaría en erigirse en el más legítimo e inequívoco símbolo del revivificado cine mexicano. Aprovechando un portentoso guión que se adscribía a la tarantiniana moda de encadenar historias con repartos corales y sin orden cronológico, el polifacético autor subrayaba desde varias perspectivas la escena de un sangriento accidente automovilístico para profundizar en tres episodios conexos a dicha colisión y localizados en el meollo de la corrupta, caótica e intemperante capital azteca, cuyo denominador común radicaba en la crucial y, por qué no, metafórica presencia canina. Rabiosa, apasionada y visceral, incidía con un impactante realismo y una soterrada ternura en el desasosiego, la brutalidad y el egoísmo de lo cotidiano con el fin de elaborar un profundo dictamen sobre la crueldad, la degradación y la inestabilidad de la naturaleza humana.

Otras películas sobre MÉXICO D.F.

Los olvidados – Luis Buñuel (1950)
El hombre de papel – Ismael Rodríguez (1963)
El fuego de la venganza – Tony Scott (2004)