CARRUAJE (El hombre del carrito)

Máquina móvil susceptible de aplicarse al transporte de mercancías o de personas en una vía terrestre. Hay carruajes de dos o cuatro ruedas, de lanza, de varas, etc. http://es.wikipedia.org/wiki/Carruaje
Rickshaw es un vehículo ligero de dos ruedas que se desplaza por tracción humana, bien a pie o a pedales. http://es.wikipedia.org/wiki/Rickshaw

“El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos”
Platón (427-347 a.C.) Filósofo griego

EL HOMBRE DEL CARRITO (Muhomatsu no issho) – 1958

1958. El hombre del carrito

Director Hiroshi Inagaki
Guión Hiroshi Inagaki y Mansaku Itami
Fotografía Kazuo Yamada
Música Ikuma Dan
Producción Toho
Nacionalidad Japón
Duración 103m. Color
Reparto Toshiro Mifune, Hideko Takamine, Hiroshi Akutagawa, Chouko Iida, Haruo Tanaka, Chishu Ryu, Kenji Kasahara, Kaoru Matsumoto.

“Los hijos parece que casi no se dan cuenta de las tribulaciones de los padres. Ser madre, a veces, es duro”

Inagaki adaptó la famosa novela homónima de Shunsaku Iwashita en dos ocasiones y con resultados ciertamente desiguales, pues, si en 1943 tuvo que claudicar a la implacable manipulación de la censura nipona por vulnerar los estándares militaristas de la época, quince años después alcanzaría el podio de la creatividad fílmica en Venecia al retomar la enternecedora historia con absoluta excelsitud y delicadeza. El carismático Mifune, en una caracterización tan sutil y expresiva como conmovedora, interpretaba a un conductor de “rickshaw” de carácter tosco, espíritu efusivo y pasado pendenciero que halla un acicate a su llana existencia en la instrucción del pusilánime hijo de una adinerada viuda a la que admira y venera con doloroso mutismo. Una turbadora y elíptica apología de la humildad y el respeto al prójimo hasta los límites de la abdicación amorosa, ubicada en la ciudad de Kokura (isla de Kyushu) de primeros del s. XX, que flirteaba con la comedia (la carrera popular) y el esteticismo poético (el níveo y patético desenlace) para reforzar un melodrama de inusitado vigor expresivo.

Otras películas sobre CARRUAJES

La carreta fantasma – Victor Sjöstrom (1921)
La diligencia – John Ford (1939)
La noche de Varennes – Ettore Scola (1982)